martes, diciembre 06, 2005

LA PALABRA ENGAÑADA

Dibujo: José Córdova








Cuando el interno José Córdova decidió participar en el concurso de creación poética “Oscar Wilde” organizado por el Instituto Nacional Penitenciario INPE en coordinación con la empresa editora Silencio Comunicaciones, jamás pensó en ganar, pero tampoco imaginó que de hacerlo, tendría que vivir toda una odisea para recibir el premio, odisea que hasta hoy no ha terminado.

LA PALABRA ENGAÑADA
Por: Ronald Vega.

En Mayo del 2004 llegó al penal de Huamancaca (Huancayo) la invitación formal, elaborada por el INPE en Lima, para participar del mencionado certamen literario. “Danza del amor cautivo” fue el poemario declarado ganador recién en Junio del 2005, en ese mes Nelson García Miranda, representante de la empresa Silencio Comunicaciones, firmó un compromiso mediante el cual debía hacer efectivo, en 60 días, el pago de los premios, que asciende a la suma de 4.500 soles. Aquel 28 de Junio se había programado la entrega de los premios en ceremonia pública, para lo cual, los familiares de los internos ganadores, muchos de ellos de edad avanzada, realizaron largos viajes con destino a la capital para compartir este logro de sus hijos, grande fue su frustración cuando se enteraron del aplazamiento de fecha.

José Córdova, autor del poemario ganador, inició el envío de una serie de cartas a directivos del INPE, exigiendo el cumplimiento de lo acordado en las bases del concurso. En carta fechada el 6 de julio exige a Wilfredo Pedraza, presidente del INPE, asumir su responsabilidad como entidad organizadora del evento.
Según manifestó el agraviado, el pago de los premios no se ha efectuado ya que la empresa Silencio comunicaciones, auspiciadora del concurso, aduce problemas económicos.

Tal como consta en carta notarial fechada en Lima el 3 de Agosto del presente año, el INPE concede a la empresa auspiciadora dos días de plazo para la entrega de los premios correspondientes, entrega que hasta la fecha no se ha cumplido. Keneth Mora Landeo, Director de la oficina general de tratamiento, manifestó a este despacho que el INPE ha agotado las instancias posibles y que ahora son los internos agraviados quienes deben hacer la denuncia correspondiente, para lo cual la institución brindará asesoría jurídica.


Apenas se enteró del motivo de nuestra llamada, la voz en el teléfono de Nelson García Miranda cambió repentinamente. No supo que contestar y aduciendo que estaba dentro de un vehículo nos pidió volverlo a llamar, luego apagó su teléfono móvil.
A pesar de estos comportamientos, García Miranda no es un hombre que este en las sombras. Su nombre aparece entre los integrantes del concejo directivo 2005 del Consejo Nacional de Cinematografía, como representante de empresas productoras cinematográficas.


Algunas instituciones se han interesado en el caso, por ejemplo, la Asociación Pro derechos Humanos, APRODEH, hizo llegar en setiembre del 2005 una carta al presidente del INPE, solicitándole el cumplimiento de lo estipulado en las bases del concurso, sin obtener hasta el momento respuesta alguna. Así también el padre Hubert Lansiers, sacerdote especialista en temas penitenciarios, se ofreció a interponer sus buenos oficios para el cumplimiento de lo acordado en las bases del concurso.

No es la primera vez que José Córdova participa de un evento literario durante sus años de carcelería. Obtuvo una mención honrosa en el concurso “Libres para pensar” organizado por la Comisión Episcopal de Acción Social (CEAS) en 1998, en el 2004 se adjudicó el primer puesto en el concurso artístico organizado por el arzobispado de Huancayo en el género cuento, además, en años anteriores participó activamente en la formación de círculos literarios y proyectos culturales en los penales de Huancayo y Ayacucho.

En palabras del jurado, el poemario “Danza del amor cautivo” de José Córdova es “uno de los mejores poemarios presentados. Es sólido, coherente, bien escrito y de alta poesía. Definitivamente cuando la poesía se instala, al escritura se ilumina, los conceptos florecen, las ideas se transmiten”. Sin embargo a pesar de estos elogios, hasta la fecha no se ha cumplido con otorgar el premio al ganador de este concurso.

Son muchos los ejemplos en el Perú y el mundo de poetas y escritores que en su vida han sufrido prisiones y que incluso en estas adversas circunstancias no han dejado de lado su vocación literaria. José María Arguedas dio testimonio de su carcelería en la novela “El Sexto”, por citar uno de los nacionales mas destacados. El poeta turco Nazim Hikmet de enorme influencia en su país y occidente. El mismo César Vallejo estuvo 112 días en la cárcel de Trujillo. Pero este caso es realmente Insólito, ya que es la misma institución que dentro de su visión asume "Ser la institución estatal que lidere la integración del esfuerzo de la sociedad y de sus propios servidores para reeducar, rehabilitar y reinsertar a los sentenciados y liberados” la que desconoce su responsabilidad en un concurso al cual ella misma ha convocado.


Entrevista a José Córdova

Llegamos cerca del medio día al penal de máxima seguridad Miguel Castro Castro, luego de la revisión ingresamos. Encontramos a José Córdova en su celda del pabellón 5A, una vez instalados comenzamos iniciamos nuestro diálogo.

¿Que te han dicho las autoridades del INPE?

Bueno, primero quiero señalar que no solamente soy yo el único involucrado en este caso, en efecto he obtenido el primer puesto, pero hay dos ganadores más, del segundo y tercero con quienes tampoco se ha cumplido hasta la fecha. Las autoridades han dicho que el auspiciador no ha dado el dinero para los premios y que nosotros tenemos que denunciar al señor García Miranda para lograr que cumpla con los pagos.

¿Has hecho la denuncia?

Si, pero hacer el seguimiento se hace difícil debido a nuestra condición, nuestras familias viven en el interior del país y solo apelamos a algunas amistades que gentilmente nos apoyan.

¿Conoces a Nelson García Miranda?, ¿Has hablado con el?

No, jamás lo hemos visto, en Junio, cuando supuestamente se tenía que hacer entrega de los premios, envió el acta de compromiso ya firmada y nada más, no sabemos nada de esta persona, solo que es el auspiciador del concurso.

¿Qué respuesta te han dado las organizaciones que se han interesado por el caso?

APRODEH recibió el caso y envió una carta a Wilfredo Pedraza pero no se hasta ahora cual ha sido la respuesta, se de otros organismos que tienen conocimiento del hecho pero no tengo ninguna información sobre alguna respuesta obtenida, lo único que se sabe hasta hoy es que ahora somos nosotros, los ganadores del concurso, quienes debemos exigir que se nos pague el premio, siendo el INPE la institución responsable como organizadora del concurso.

¿Qué esperas ahora que suceda?

He decidido acercarme a los medios de comunicación, considero que esto es un atropello que debe ser denunciado, no pueden jugar así con nosotros, no pueden tomarnos a la broma solo por ser presidiarios. Espero la solidaridad de mas agrupaciones, no estamos pidiendo dádivas, sino justicia, que se cumpla con lo establecido en las bases del concurso al cual el INPE ah convocado y es responsable.



DANZA DE LOS COLORES VI
De Danza del amor cautivo.

Contigo todo, nada sin ti.

Contigo, quiero la risa, el llanto
Contigo, espero la flor, el fango
Contigo, busco la belleza, el espasmo
Contigo, sea el oro, la miseria
Contigo, siempre el goce, el quebranto.

Sin ti nada, contigo todo.
Sin ti, pierdo la luz, el ocaso
Sin ti, nunca la llegada, el espero
Sin ti, para que el triunfo, la derrota
Sin ti, jamás la música, el silencio
Sin ti, por que el cielo, la sima

¡Contigo y sin ti siempre el azul!

1 comentario:

Carlos dijo...

Soy un trabajador penitenciario y siento verguenza ajena el tomar conocimiento que las acciones anti institucionales de los funcionarios del INPE no tienen límites. no solo la corrupción es su forma de actuar sino también la agresión al arte y a la posibilidad del interno que se encuentre con sus cualidades humanas, en este caso la poesía.
Hasta cuando el INPE tendrá que soportar a sujetos como Keneth Mora Landeo por ejemplo...