lunes, diciembre 26, 2005

MAQUIAVELO Y LOS PROCESOS DE CONQUISTA


MAQUIAVELO Y LOS PROCESOS DE CONQUISTA
Por: Ronald Vega

En 1513, luego de estar un año en la cárcel, además de sufrir torturas, Nicolás Maquiavelo escribe El Príncipe, una de sus obras principales. Aquí el autor desarrolla sus planteamientos sobre política más allá de concepciones morales o religiosas. Esta es para el autor una etapa de reflexión sobre lo aprendido durante su vida, en la cual desde muy joven pudo conocer los manejos administrativos de la república de Florencia, donde nació en 1469.

En el capítulo V Maquiavelo explica las acciones que un Príncipe debe tener en cuenta cuando se trata de someter a un estado que ha tenido la libertad de autogobernarse. Es explícito, para el autor la necesidad de arruinar esos Estados se hace imprescindible en primer lugar, luego cita la convivencia manifestada en “ir a vivir personalmente con ellos” y en tercer lugar concluye haciendo referencia a la creación de un Estado formado por un pequeño número de personas, basado en relaciones de amistad y sostenido por contribuciones anuales. Aquí es necesario determinar a que se esta refiriendo el autor con lo expresado líneas arriba. Hace referencia a lo que conocemos como oligarquía al hablar de ese estado formado por un reducido número de personas que comparten intereses comunes, que a su vez aseguran buenas relaciones entre ellos. Las contribuciones anuales representan los tributos que se debe pagar a este Estado.

Ahora bien, ¿es este el caso de las culturas latinoamericanas antes de la conquista? Sigamos con Maquiavelo. “quien se convierte en dueño de una ciudad acostumbrada a vivir Libre y no la destroza, cuente con ser destrozado por ella”, aquí el punto se torna crítico. ¿Podremos aplicar las teorías del autor a las prácticas desarrolladas por la Conquista en Latinoamérica? ¿Acaso no existieron las prácticas de exterminio por parte de los conquistadores?, finalmente el texto nos dice “Por mas que se haga o se provea si no se desunen o dispersan los habitantes no olvidaran aquel nombre ni aquellas leyes”, este es el conocido divide y reinarás, algo mucho mas apropiado a la historia de la Conquista en Latinoamérica. La vigencia de Maquiavelo es innegable para entender, no solo los problemas actuales de las prácticas políticas, sino también estos procesos históricos que hasta hoy son vistos con una sencillez capaz de alimentar los nacionalismos más radicales.

No hay comentarios.: