miércoles, junio 07, 2006

¿Y AHORA QUE?

Luego del resultado electoral del domingo último la pregunta se hace ineludible para quienes abrazamos el voto viciado como opción de protesta. No podemos mantenernos indiferentes ante el nuevo gobierno. Por demás sería analisar las razones por las cuales ha sido elegido el nuevo gobernante, a estas alturas es necesario mantenerse vigilantes y al acecho, para denunicar constantemente delitos tan graves como el de otorgar el 2.9% del producto bruto interno al gasto en educación, por citar un ejemplo que grafique la real situación del estado en nuestro país.
El panorama político se muestra interesante. Al parecer existe un clima favorable para la formación de aquella organización política capaz de articular las demandas de los sectores mas desfavorecidos en una plataforma que sea en verdad representativa. Hasta el momento se ha hablado de un Frente Popular que pretende formar el partido nacionalista. Pueden decirse muchas cosas pero mientras no se vea un trabajo barrial serio, un proceso de análisis y debate profundo, no podremos hablar del rompimiento con las formas tradicionales de hacer política.
Esta puede ser nuestra última oportunidad. No pretendemos ser alarmistas pero sencillamente fijémonos en la historia, es Humala el que ha canalizado los votos del descontento, de la marginación, de quienes no forman parte del proyecto nacional del estado, podriamos decir que es el voto de aquellas personas que hace tan solo un par de décadas vieron en Sendero Luminoso la oportunidad de verse representados y hoy la ven en el comandante de Locumba. Las expresiones de descontento que antes se manifestaron a través de las armas, hoy se hacen sentir por las vías democráticas, no podemos hacernos los sordos, la historia no perdonará el mismo error dos veces.
Mientras esperamos la consolidación de un proyecto político nacional de amplia convocatoria es necesario mantenernos vigilantes, continuar en nuestras labores individuales siempre al tanto de lo que a nuestro alrededor sucede. Si, como acabamos de comprobar, nuestro país no tiene memoria, debemos trabajar para recuperarla.
Ronald Vega.

No hay comentarios.: