jueves, agosto 23, 2007

SIMBAD EL MARINO - CARLOS MACHACA






Simbad el Marino

de Carlos Machaca








Había una vez un navegador al que llamaban Simbad el Marino y éste tenía un buen amigo. Un día el buen amigo que se llamaba David se volvió malo. El no quería navegar cuando Simbad estaba navegando y él había comprado un sólo pollo. David se había comido todo el pollo y le dio a Simbad sólo huesos, pero no era un perro, él era un humano. Cuando Simbad se cansó de navegar en las orillas del mar, vino una ola grande que mandó a Simbad volando y el malo salió disparado como una bomba. Volaron en el aire. Al fin cayeron los dos en un bosque que estaba cerca a la playa. El malo se atrapó en la trampa de los indios. Los indios se lo llevaron en una olla de sopa. Simbad se había escondido en unas plantas donde tenía una piedra afilada. Solo había dos indios que eran sonzos y que se distraían mucho. Simbad salío de las plantas y lo desató a su archienemigo.



Este cuento fue recogido por Daniel Ritter durante el trabajo realizado con nuestro querido Carlitos en la biblioteca. Carlos, jamás leyó el cuento referido, pero lo recreó a su propio gusto.

No hay comentarios.: