miércoles, marzo 05, 2008

ROTUNDO RECHAZO A DECLARACIONES DE CONGRESISTA

Ronald Vega

"Es probable que la esperanza de un mundo mejor haya que buscarla en esos pequeños lugares perdidos, cálidos y amables, y no en las pavorosas y gigantescas ciudades donde los hombres han renunciado a conocerse entre ellos, mientras se temen los unos a los otros."

Javier Reverte.


Ayer en el diario Perú21 aparecieron las declaraciones del congresista por el partido de gobierno Manuel Velásquez Quesquén manifestando que aquí en Bolivia se estaría desarrollando un programa de preparación militar de elementos subversivos peruanos. En primer lugar es necesario manifestar el serio problema que produce las ligeras declaraciones de este congresista. Existen muchos compatriotas que trabajan en este país desde hace varios años, muchos de ellos son comerciantes con negocios en la ciudad de El Alto y La Paz, yo personalmente en este tiempo he conocido músicos peruanos que desarrollan su arte en este país con muy buena aceptación. Pero existe además otro sector de personas que hemos llegado hasta aquí para, a partir de nuestro trabajo, aportar a este importante proceso democrático de transformación que a la actualidad vive Bolivia y, las irresponsables declaraciones de este congresista, no solo perjudican las relaciones entre ambos países sino que además perjudica a quienes aquí trabajamos en el plano social.
De otro lado estos “supuestos” que tan fácilmente desliza este señor, solo benefician a los sectores que buscan la división de este país que son además los que mayor eco hicieron de este hecho.

Ahora por ejemplo, aquellos que trabajamos aquí en el área social ¿Cómo respondemos ante aquellas personas que han depositado su confianza en nuestro trabajo?, diremos no, no somos subversivos que estamos aquí para recibir una preparación militar, ya nos van a mirar distinto en la casa o el trabajo, que a donde vamos por las noches, o qué hacemos los fines de semana, o con quienes nos reunimos. ¿En eso no se puso a pensar este padre de la patria antes de dar tan fresco esas declaraciones?, las mismas que además no están basadas en investigación alguna, más que en sus “sospechas”. Deberían visitar este país y a nuestros compatriotas que aquí trabajan de forma honesta, pero también deberían coordinar acciones para, en vez de hostigar a quienes trabajamos en el área social, hacer algo con ese otro sector de peruanos que lastimosamente llegan a este país para delinquir, organizando bandas de atracadores o de falsificadores de billetes, esa es la realidad concreta de peruanos y peruanas en este país, algunos que se esfuerzan por salir adelante con sus familias, otros que creemos en la transformación democrática y los que han venido a delinquir y perjudicar a esta sociedad.

Las declaraciones de este señor se enmarcan dentro de la estrategia mediática de un gobierno que ha sido incapaz de solucionar los grandes problemas del país, los mismos que desencadenan legítimas manifestaciones sociales que el gobierno reprime con la fuerza de las armas, como en el caso de los campesinos muertos durante el último paro agrario, entonces, para por un lado desviar la atención de la opinión pública nacional e internacional y por otro crear un ambiente propicio para reprimir las legítimas protestas sociales, aparecen declaraciones de representantes del gobierno re-inventando el fantasma del “terrorismo internacional” –como muestra del arcaísmo político peruano- sin importarles en lo absoluto perjudicar la honra de quienes honestamente trabajamos en Bolivia. Exigimos una profunda investigación que desmienta las irresponsables palabras del congresista Velásquez Quesquén.

La edición de hoy del diario el alteño titula: "Sospechan de que subversivos peruanos se entrenan en Bolivia" y publican las declaraciones del citado congresista quien "Coincidó con el gobierno en vincular a la ola de protestas que se registra en el Perú con una influencia extranjera". Sin embargo, también hay que entender estas declaraciones dentro del marco de la actualidad geopolítica, en la cual el gobierno de EEUU esta empeñado en acabar con la ascendente imagen de los gobiernos de inclinación socialista en sudamérica, imagen que ha crecido sobretodo luego de la importante participación del gobierno venezolano en el canje de rehenes de las FARC, en ese contexto, EEUU comienza a promover divisiones a través de sus guerras de prevención, tal como lo acaba de hacer promoviendo junto a Colombia la intervención en territorio ecuatoriano realizada el pasado fin de semana. Entonces además de Colombia, es Perú el otro de los países de la región que siguen a pie juntilla los mandatos de la casa blanca. Así se entiende que ahora el gobierno peruano deslize "sospechas" que podrían llevar a acciones mayores contra el gobierno de Evo Morales que, a la actualidad mentiene una importante imagen no solo en la región sino en el resto del mundo.

Rechazamos tajantemente las declaraciones de este congresista y renovamos nuestro compromiso de aportar a partir de nuestro trabajo con este país que generosamente nos ha abierto las puertas y nos da una importante oportunidad para nuestro desarrollo personal y social.




2 comentarios:

Nicola dijo...

Has utilizado la palabra adecuada para definir las declaraciones del susodicho congresista: IRRESPONSABLE. Es la misma definición que le endilgué a AGP, JDC, Alva Castro cuando salieron a dar declaraciones con respecto a las protestas de hace 2 semanas. respuestas irresponsables, poco conciliantes y dialogantes, nada profesionales dignas y obligatorias de un alto representante político. Y decir irresponsabilidad a ese nivel es cosa seria. No es como cuando yo no presento un trabajo para la univ. o me hago el sueco porque hay, qué sé yo, un partido de fútbol. Pero el caso de estos "padres de la patria" es alarmante. porque el tono y los adjetivos de sus palabras van a un nivel que no corresponde con la gravedad de los hechos ni con la intensidad de los temas que movilizan al pueblo, a la mayoría de ciudadnos/as.

Nicola dijo...

Olvidaba a Rafael Rey Rey. La irresponsabilidad de sus argumentos para favorecer el uso de la fuerza armada limita con la imbecilidad.