sábado, mayo 03, 2008

LA PAZ DEL PRIMERO DE MAYO

“Volveremos y seremos millones”
Túpac Katari


Al inicio todo fue extraño. Desde las primeras horas de la mañana piquetes de policías desviaban el tránsito vehicular proveniente de la ciudad de El Alto. Al parecer un buen número de personas se habían ya concentrado en la iglesia San Francisco mucho antes de las ocho de la mañana. Cierto, por las veredas de la avenida Santa Cruz muchas personas corrían calle abajo, la mayoría con ropas deportivas, al parecer maratonistas, y otros con vestimenta no tan apropiada para semejante acto. Corrían ahora algunos en direcciones contrarias aumentando la extrañeza de aquellas personas que habíamos venido para participar de las actividades propias de la fecha. Por el centro de la avenida resguardada por policías que no permitían el ingreso a la pista, esforzados discapacitados empujaban sus vehículos no motorizados por una cuesta empinada en notable ejemplo de entrega y sacrificio en medio del aplauso de curiosos y peatones. De la marcha nada. Volveremos más tarde. Al regreso aún había algunos corredores de rostros cansados como muestra del fin de la actividad. En una de las entradas a la Santa Cruz se escucharon voces de gentío y el tronar de petardos que bajaban del centro de la ciudad. Una banderola roja de la Central Obrera Boliviana (COB) con el rostro del Ché cual heraldo revolucionario encabezaba las largas cuadras de marchantes que representaban a los diferentes sindicatos: fabriles, textiles, mineros, gremiales, maestros y maestras de la ciudad tomaron por completo la avenida elevando al límpido cielo azul serrano sus arengas contra la división del país y el cumplimiento de sus reivindicaciones laborales. La extensa marcha avanzaba calle abajo con dirección a la plaza del estudiante para de ahí voltear como un inmenso gusano humano devorador de mezquindades con dirección a la esquina de San Francisco. Cuando la COB, que encabezaba la marcha, había ya llegado al lugar, aún quedaban muchos marchantes que hacían recién su ingreso a la Santa Cruz rumbo a la plaza del estudiante. Con el marco musical de la banda de la Policía Nacional los sindicatos avanzaban en medio de la algarabía de la población que agitaba emocionada banderitas bolivianas con el puño en alto. Así desfilaron en una suerte de parada proletaria los y las representantes de las organizaciones sociales del país, el Partido Obrero Revolucionario (POR), el Partido Comunista Boliviano (PCB), las juventudes comunistas, el bloque anarquista, las trabajadoras del hogar, la coordinadora continental bolivariana sección Bolivia CCB (Tal vez si hubiera tomado su banderola o marchado con ellos el gobierno peruano me pondría tras las rejas como lo hizo con los siete compatriotas detenidos injustamente) y muchos otros representantes del pueblo boliviano. Las arengas estaban principalmente dirigidas contra el inconstitucional referéndum autonómico del próximo cuatro de Mayo, llevado adelante por las oligarquías del departamento de Santa Cruz, al grito de “Viva Bolivia Unida”, los trabajadores y trabajadoras de la ciudad avanzaban entre la multitud que los ovacionaba bajo las flameantes banderitas tricolores del país. La marcha finalizó con una concentración medianamente masiva –no contó con la participación en pleno de las organizaciones participantes- en plaza Murillo, donde el presidente Evo Morales, flanqueado por su gabinete de ministros y ministras en pleno, dirigió al pueblo Boliviano un discurso en el que firmó algunos decretos supremos en beneficio de la clase trabajadora y se manifestó en contra del gobierno de los estados unidos cuyo departamento de estado acaba de señalar a Bolivia como un país promotor del terrorismo: “Si quieren tildarnos de terroristas primero señálense ustedes y retiren sus tropas de Irak”, dijo el mandatario Boliviano ante los aplausos de los asistentes. Morales anunció también entre otras cosas la nacionalización de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones ENTEL que a partir de ahora pasa a manos del Estado en su lucha por hacer de los servicios básicos, agua, energía, comunicaciones, derechos universales. El presidente también anunció que de trescientos millones de dólares que el país recibía por la exportación de hidrocarburos, a dos años de la nacionalización de este recurso Bolivia se prepara para recibir dos mil quinientos millones de dólares por la exportación de gas natural. Aún queda mucho por hacer, las demandas de este país son inmensas, la responsabilidad del estado está ahora en la efectiva ejecución de los recursos que percibe tras la nacionalización, sectores como salud y educación aún demandan sendas transformaciones. Continuaron luego encendidos discursos de representantes sindicales, en toda la jornada no hubo una sola bomba lacrimógena, un solo disturbio, muestra de la alianza del gobierno con el sector laboral, importante respaldo en el avance de las transformaciones que en este país se van gestando.



LAS GRANDES AUSENCIAS

A pesar de la masiva participación de personas en el acto de celebración por el primero de Mayo en la ciudad de La Paz, importantes sectores se abstuvieron de participar, por ejemplo, los trabajadores del arte, (Teatro, pintura, música, cine, literatura etc.) que en esta ciudad realizan una gran labor, estuvieron ausentes de la marcha, a su vez el sector intelectual, a pesar del respaldo recibido por la comunidad internacional en un manifiesto firmado entre otros por el premio nobel de la paz, el argentino Adolfo Pérez Esquivel quien además participó de la concentración en Plaza Murillo, Eduardo Galeano, Noam Chomski, entre otros, estuvo también ausente. Las comunidades minoritarias como los LGBT (lesbianas, gays, Bisexuales y Travestis) quienes también cumplen una importante labor en la ciudad, estuvieron ausentes, en una muestra de la escaza integración que se da entre estos grupos y los sindicatos, y en general el movimiento popular Boliviano. Esperemos que con el tiempo y el transcurrir histórico de la clase obrera en este país puedan poco a poco ir ganando espacios estos grupos en el espectro de la organización laboral Boliviana, por el enriquecimiento del pensamiento obrero nacional y la inclusión de la diversidad en próximas manifestaciones semejantes.



No hay comentarios.: