martes, junio 03, 2008

EL MUNI CONTRA EL MUNI




La Banda del Basurero, barra del muni en el partido del domingo en la ciudad de Ayacucho




MUNI, PERDONA EL AMOR A MI MADRE, rezaba una banderola frente a la cual me quedé unos buenos minutos absorto en una de esas frenéticas tardes de angustia y buen fútbol allá en el estadio Miguel Grau del Callao. Fue el año pasado, estábamos en la primera y liderábamos el campeonato, la Copa Libertadores susurraba dulcemente a nuestros oídos aumentando nuestras pulsaciones. Ganábamos a los favoritos eternos, con quienes perdíamos, y por goleada, si jugábamos los presupuestos. Un equipo económicamente discreto, pobre en comparación a los grandes consorcios empresariales que manejan siempre a los más televisados. Pero luego llegó una seguidilla de partidos, de triunfos, que nos empataban en los últimos minutos e incluso algunos en prolongados descuentos dados por árbitros de ética dudosa. Pero el muni no solo se enfrentaba a los grandes equipos patrocinados por las mafias del fútbol nacional, o a árbitros que misteriosamente ampliaban los descuentos cuando ganábamos por un gol de diferencia finalizando el partido al minuto de que nos empataran, no, nuestro equipo tenía, me gustaría poder usar este verbo en pasado pero sería engañarnos, el muni tiene, un enemigo peor con el cual convive día a día, su dirigencia. Una dirigencia que debido a su incapacidad para manejar un club, permitió no solo que perdiéramos la categoría sino a muchos de los jugadores que entregaron lo mejor de su arte demostrando un alto nivel de compromiso en cada partido que jugaban en defensa de nuestros colores. Las deudas generadas el año pasado por un mal manejo económico continúan pasando hasta ahora sus facturas, y es por eso que nuestra querida franja vio suspendido su primer partido en el torneo de segunda profesional que se inició el pasado 24 de Mayo.

EL MUNI ES SU GENTE, escuché decir alguna vez a uno de esos viejos hinchas en la tribuna mientras comentaba la desastrosa gestión de la dirigencia. Ahora lo compruebo. La Banda del Basurero, incondicionales seguidores del equipo, se movilizó de inmediato, muchos de los hinchas realizaron aportes económicos para amortiguar en algo la deuda del club, se manifestaron públicamente en la dependencia de la segunda división de la federación Peruana de Fútbol, hicieron llegar su voz de protesta en contra de aquellos periodistas que responden a los intereses de los grandes consorcios empresariales que siempre están detrás de cualquier torneo, y así fue que el club deportivo Municipal, fundado en Lima en 1935, con una larga historia dentro del fútbol peruano, un equipo por donde pasaron los más grandes valores del fútbol nacional, ha podido jugar su primer partido en la segunda división el pasado domingo como visitante en la ciudad de Ayacucho, obteniendo un importante empate de visita en una ciudad donde por las cuestiones propias de la altura siempre es difícil jugar. A los veinte minutos del segundo tiempo no pusimos en ventaja, el relator de radio ovación, cuya señal escuchaba desde mi lejanía por internet, anunciaba el gol de la franja. Salté, grité, como si estuviese en la tribuna, miro a mí alrededor y estaban a punto de sacarme del local. Inmensa alegría, en el fondo se escuchaban los canticos de la BDB, nostalgia por la ausencia, pero satisfacción de saber que donde juegue el muni, en la liga que sea, en lugar mas alejado del país, siempre habrán voces que lo alienten, siempre la BDB estará ahí, por que, como dijo un buen amigo de la barra, la franja nunca estará sola. A los diez minutos el empate, como siempre los últimos minutos son de infarto, al final sacamos un punto importante de visitantes, la próxima semana somos locales en Lima, y luego en Arequipa, con la emoción y el compromiso de volver a la tribuna y alentar. Pero no debemos olvidar que nuestro encuentro más difícil lo jugamos cada día, y el día que le ganemos el partido a la mediocridad dirigencial que ahora nos representa, retornaremos al sitial que nos corresponde y del cual nunca debimos alejarnos. Estamos contigo muni, donde estemos, donde estés siempre te vamos a alentar, los jugadores pasan, los dirigentes también, pero nosotros, los hinchas, tus fieles seguidores, siempre, siempre estaremos contigo.


Equipo del Municipal para el campeonato de segunda división 2008, juventud y experiencia al servicio de la franja

Las fotografías son gracias a la colaboración del compañero Said Vila Alarcón desde la ciudad de Ayacucho.

No hay comentarios.: