martes, septiembre 30, 2008

PERU: REFERÉNDUM AHORA...!!!

A los pocos días del triunfo de Evo Morales en el referéndum revocatorio, el mismo que consiguió con un histórico 67%, algunas voces en el Perú propusieron una consulta similar en el país. El dirigente social Olmedo Auris Melgar propuso una consulta como la que se realizó en Bolivia para el mandato de Alan García. La propuesta fue inmediatamente descarta por constitucionalistas como Felipe Osterling Parodi, quienes pusieron el grito en el cielo aduciendo que la figura de referéndum revocatorio de mandato presidencial no se encuentra contemplada en la Constitución Política del Estado Peruano.
El pasado sábado en un artículo titulado “Nueva Elección de Evo Morales” publicado en el diario peruano La República, Rodrigo Montoya Rojas deja entrever nuevamente la propuesta que a oídos de los sectores eternamente privilegiados del país suena a herejía: “La derecha tiene una convicción profunda sobre la democracia: es maravillosa si ganan sus partidos y no vale la pena si pierden (…) ¿Se atrevería Alan García a una apuesta como esa? (Referéndum), conociéndolo como lo conocemos, sería imposible. Los medios de comunicación adictos a la derecha han callado en todos los idiomas esta lección fundamental”. Pues, lo que Montoya considera lección fundamental no vale únicamente para el Perú, aunque supuestamente debe haber calado más al ser un país tan cercano a este, sino para los demás países de la región.
La figura de Referéndum es una interpelación directa a un mandatario sobre la gestión que realiza, y solo alguien que tiene la seguridad de estar haciendo las cosas en beneficio de las grandes mayorías de un país, que al final fueron quienes los eligieron y a quienes se debe, podría asumir el reto de someter su cargo a voto popular. Desde aquí hacemos eco de la pregunta que se plantea Montoya ¿estaría dispuesto el presidente Alan García a algo así? Y si no lo hace, si voltea la cara ante un claro ejemplo de participación popular en un país no solo vecino sino hermano como Bolivia, ¿Por qué será?, es claro que alguien que viven el Perú tiene mayores herramientas para llegar a la respuesta.
Los planteamientos de quienes se niegan a una consulta de semejantes magnitudes e implicancias son varios. Algunos dicen que el pueblo ya eligió y que se joda, si quiere cambiar algo que espere el cumplimiento del mandato para el que fue elegido, esta posición relega al pueblo a una participación políticamente utilitarista, asistan masiva –y únicamente- cada cinco años a las urnas y decidan quien quiere que los gobierne, después no anden con lloriqueos. Pues eso es falso, en una elección común son varias propuestas las que se debaten, las opiniones se diversifican por la variedad de planteamientos, mientras que en un referéndum revocatorio es solamente la gestión de gobierno la que está en cuestión, es la aprobación o rechazo por parte del pueblo –al que muchos de los contrarios a los referéndums llaman “El Soberano”- de quienes se encuentran en el gobierno. Otros asumen que la propuesta de un referéndum generaría ingentes gastos de dinero para los cuales no se está preparado, como si estuviéramos preparados para los aumentos de presupuesto en ministerios como el defensa por ejemplo.
Podemos pensar –sin temor a equivocarnos- que el problema no es si se cree o no en un presidente más que en un sistema de gobierno, es probable que sea la democracia capitalista y su estructura lo que realmente esté en cuestión, lo cierto es que cuando un presidente sale airoso del referéndum –como es el caso de Morales- su legitimidad se refuerza permitiéndole profundizar, consciente del respaldo popular, las políticas que ha venido aplicando todo este tiempo, pero, pensar que esto sucedería en el caso de García es evadir la realidad, y eso lo saben muy bien los constitucionalistas que aparecen como los irrebatibles defensores de la ley.
Sin embargo –y este es un punto crucial en la aplicación del referéndum- es sobre las organizaciones sociales sobre quienes recae la responsabilidad de llevar adelante una propuesta de referéndum a través del parlamento, donde supuestamente se encuentran sus representantes a quienes se debe conminar a plantear una propuesta de modificación de la carta magna para incluir la figura de referéndum revocatorio de mandato presidencial. Lo que sucedió en Bolivia ha sido un claro y contundente ejemplo no solo para el Perú sino para toda Latinoamérica, ejemplo que pocos presidentes podrían seguir y obviamente García, no está en la lista.



1 comentario:

LuisArturo dijo...

Hasta cuando los comunistas y seudo-socialistas insistirán en sus planes cuaternarios, pasados de moda e intolerantes de consentir un sistema político-económico absurdo? Cuántos de estos pilares del grito popular siquiera han laborado en empresas y han pertenecido a sindicatos coherentes sin afán revanchista ni energúmeno?
Resulta inaudito, risible y por demás trasnochado esperar que la gente que tenga una educación mediana y que se interese por la lectura y en temas cotidianos se deje llevar por carteles afiebrados, seguramente el campesinado que está acostumbrado a vivir, defecar y mear en las calles se sentirán llamados a dichos ruidos de tambores originados por algún especimen con complejo de sindicalista ochentero, en fin, Evo Morales, Correa, Chávez no son más que tipejos que alzan la voz porque creen que tienen algo que decir... y lo que es peor... que nosotros tenemos que escucharles, bah! tremendos pretenciosos, enanos mentales, ojalá García no haga ningún referendum y que termine su gobierno de una buena vez y entre otro ladrón (se llame chávez, Morales o Correa) todos estos mugrosos son lo mismo pero por lo menos el grasoso García da cierta libertad para protestar, cosa que yo no haría, pero bueno, nada es perfecto no? jaja :)