jueves, octubre 30, 2008

CARTA PARA UNA PERSONA EXTRAÑAMENTE AUSENTE

La Paz, 30 de Octubre del 2008

"Esos golpes sangrientos son las crepitaciones, de algún pan que en la puerta del horno se nos quema..."
César Vallejo - Los Heraldos Negros

Antes solía escribirte desde mi habitación con tu imagen en mi mente, ahora es desde una de estas detestables cabinas con el frío de esta ciudad sobre mi y una música que ensordece. Resulta curioso pero hoy que estas aquí te siento más lejana que en todos estos meses que hemos vivido en la distancia. Somos una transformación constante, de la ausencia convertida en imborrable presencia, a esta presencia forzadamente ausentada. A veces pienso que podríamos cruzarnos en una de estas calles por las que tantas veces he andado pensando en caminar contigo, o tal vez en una de esas cabinas de teléfono desde las cuales te he llamado desesperado sin saber que todo terminaría en esto, en dos seres que esperaron mucho tiempo para que suceda algo que jamás sucederá.

Pero lo mejor es siempre continuar, a pesar de todo, sin estafarse a uno mismo pues eso es lo peor, la gente te estafa, el mundo te estafa, pero si tu te estafas a ti mismo, no hay ya nada más que hacer. Es mejor derribar los sueños cuando se saben imposibles, y quedarse con la belleza que produjo el haberlos disfrutado. Por mi parte debo decirte que no pienso recular, aprendí de maestros inolvidables que una silla no solo existe para sentarse, o una escalera para subir o bajar, y como lo que bien se aprende nunca del todo se olvida, yo he de continuar así, creyendo en aquello en lo que tú alguna vez pensaste creer y ahora evitas.

Y bien, esperamos tanto para esto, nos buscamos tanto en todo este tiempo que no deja de ser extraño, que ahora que estamos tan cerca, no podamos vernos. Créeme que me apena muy en el fondo todo esto, no se ni sabría qué decirte si te tuviera frente a mi, y tal vez por eso escribo ahora, por que es la unica forma que conozco para salir de mi.

Que tengas una buena estadía en esta ciudad.




4 comentarios:

Eliana Quiroz dijo...

Ay! qué triste!
Yo podría decir que siempre está la opción de proponer una relación linda aunque se dirija en otro sentido, no el de pareja y recuperar un poco esos sueños que alguna vez fueron cálidos. Pero, en fin, esa soy yo.

Ronald Vega (Lima, 1978) dijo...

NO SUELO KOMENTAR EN MI PROPIO BLOG, PERO ES KE TAMPOKO PUEDO HACERLO EN EL TUYO, SOLO KIERO DECIRTE KE TU KOMENTARIO HA SIDO TAN VALIOSO EN ESTOS MOMENTOS, KE ESPERO KON ESTAS POBRES PALABRAS PUEDA DEMOSTRARTE MI AGRADECIMIENTO.
RONALD

KaRn dijo...

Es un carta muy sentida y profunda, concuerdo con lo ke dice Eliana.
Saludos

perrorabioso dijo...

me has hecho poner muy melancolico, no te puedo decir mas.