jueves, octubre 02, 2008

PREFECTOS PRETENDEN QUE EL DIÁLOGO FAVOREZCA LA IMPUNIDAD

Esta mañana la oposición no participa de la mesa de diálogo sobre autonomía pues condicionan la continuidad del diálogo a la finalización de las investigaciones y detenciones que la justicia boliviana viene realizando sobre los luctuosos hechos registrados en la comunidad de El Porvenir en el departamento de Pando el pasado 11 de noviembre. La prensa derechista nacional llama a estas detenciones, fruto del trabajo del poder judicial, secuestros, y los prefectos manifiestan su negativa al avance de este trabajo en busca de justicia. Los sectores sociales indican que la sangre de los campesinos muertos en Pando no se negocia, por su parte la oposición pide garantías constitucionales para los culpables de los actos de sabotaje realizado semanas atrás. Es claro que el estado Boliviano a través de su poder Judicial ha comenzado un serio trabajo de investigación que ha llevado a detenciones de sospechosos inculpados de participar en los actos de sabotaje radical iniciados y auspiciados por la oposición prefectural meses atrás.

No se puede condicionar el diálogo al trabajo del poder judicial, con esta posición los prefectos dejan en claro su complicidad con los actos delictivos realizados en Bolivia, y su postura contra el diálogo en el cual los principales temas son las autonomías y el problema de los impuestos por hidrocarburos (IDH), mas no la impunidad para los responsables de las acciones de sabotaje cometidas en los departamentos opositores auspiciadas directamente por las prefecturas. En la actualidad el prefecto de Pando Leopoldo Fernández se encuentra detenido en el penal de San Pedro por su responsabilidad en las muertes de El Porvenir. Las investigaciones por parte del poder judicial continúan y, por el bien de la justicia en el país, deben continuar en la búsqueda de responsables de hechos que generaron el conflicto en Bolivia.

Por su parte las organizaciones sociales del país han decidido marchar a partir del 13 de Octubre desde la localidad de Caracollo en Oruro hasta la ciudad de La Paz, con la finalidad de cercar el congreso para exigir la convocatoria a referéndum para la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado (CPE), este acto busca apresurar el diálogo al interior del congreso sobre la nueva CPE, que a la actualidad se ha convertido en la piedra en el zapato del diálogo entre la oposición y el gobierno.



No hay comentarios.: