miércoles, enero 28, 2009

LOS RETOS DE LA NUEVA CONSTITUCIÓN

Luego de leer la nueva Constitución Política del Estado Boliviano (CPE), es inevitable advertir un sentimiento de satisfacción y alegría al saber que un país será regido por valores tan nobles como la solidaridad, la equidad social y de género en la participación, la reciprocidad, y así muchos otros valores incluidos en el artículo ocho que, luego de ser leídos la primera pregunta que nace es ¿Existirá alguna vez un país que se maneje bajo estos paradigmas?

Por lo menos Bolivia lo ha planteado, y no como un acto de buena voluntad, o un decálogo de buen comportamiento para sus ciudadanas y ciudadanos, sino como la ley principal sobre la cual se re funda un país. Aquí ya no hablamos de nacionalidades, sino de la humanidad misma. ¿Estamos preparados para vivir bajo valores semejantes a los señalados en la Constitución Boliviana?, al principio puede sonar como problema de bolivianas y bolivianos o de quienes vivimos en el país, pero, a partir de esta carta magna y su futura aplicación, Bolivia se prepara para demostrar al mundo, que es posible vivir bien, que se pueden acortar las diferencias sociales en nuestros países sudamericanos, es decir, que se puede vivir armónicamente sin tener que avasallar los derechos de la población.

Claro, una propuesta así lo unico que hace es descorrer la cortina que nos permitirá ver quienes estaban manejando todo detrás de la vista de las mayorías, y como estas personas pretenden seguir manteniendo ciertos privilegios, tratarán de sabotear todo, como lo han venido haciendo los últimos años en este país. Hay que recordar -sin intenciones alarmistas- que cada que el gobierno Boliviano ha dado un golpe contundente reafirmando su legitimidad frente a la derecha, las acciones de esta se radicalizan. En agosto Morales obtiene el 67% en referendum, y en setiembre presenciamos la masacre de Pando, por citar un ejemplo cercano en el tiempo.

Es necesario que se centren las miradas en Bolivia y la aplicación de su nueva Constitución, puesto que ella no solo es cuestion de bolivianas y bolivianos, sino que nos interpela a todas y todos los ciudadanos y ciudadanas de Latinoamérica en temas como educación, recursos naturales, derechos de las personas, por citar ejemplos. Hay que leer la nueva Constitución del Estado Boliviano y veremos que es necesario velar por el cumplimiento de tan valioso documento.

No hay comentarios.: