lunes, febrero 16, 2009

QUREMOS TANTO A JULIO...

La semana pasada -el 12 de febrero- se recordó un año más de la partida de uno de los más grandes escritores que haya tenido latinoamérica en el siglo XX. Julio Cortázar no solo tuvo que enfrentar el reto de escribir durante su vida, sino que además tuvo que hacer frente a sus detractores, a aquellas personas que no supieron diferenciar lo que el escritor argentino denominó "literatura para la revolución, o revolución en la literatura".

Políticamente existen muchos textos en los que Cortázar muestra su filiación política, por ejemplo su "Anticrítica a la hora de los chacales", publicado en uno de los número de la revista Casa de las Américas que ahora no puedo recordar pero que es de los años 70's. En esos años muchos de los escritores e intelectuales
"comprometidos" tal vez se preguntarían: ¿Que relación puede tener con la revolución o con los procesos históricos un texto donde el personaje escupe conejitos blancos? (Cartas a una señorita en París), solo por citar un ejemplo.

Pero es que precisamente lo revolucionario de Cortázar está en su forma de escribir, en los temas que plantea y cómo aborda estos temas. A mi personalmente me llega al pincho cuando escucho de algunos compañeros o compañeras decir que Cortázar era un escritor pequeño burgués. Putamadre si Cortázar para la literatura fue mucho más revolucionario que los consagrados escritores proletarios. Pasarán los años y las historias de Cortázar seguirán siendo revolucionarias, transformadoras de la técnica narrartiva y él, como persona, vivirá como el escritor e intelectual comprometido con su tiempo, pero sobrbetodo con su obra. Y muchos y muchas seguiremos diciendo, tal como con Glenda...QUEREMOS TANTO A JULIO...!!!


No hay comentarios.: