martes, marzo 17, 2009

HISTORIAS DE CHARLIE: THE BEATLES, EL TIEMPO Y ÉL.

A Jaqui.

Charlie ha dado con una nueva forma de controlar el tiempo. Y es que desde siempre ha sido impuntual. Él considera que su problema de impuntualidad se debe, más que a un asunto de irresponsabilidad, a su asumida incapacidad para controlar sus tiempos. Ahora, cuando alguien lo llama para quedar, él no dice nos veremos en quince minutos, o en media hora, o cosa similar. “Nos vemos en un Sargento Pimienta”, dice y cuelga. No podemos aquí dar fe de las caras que ponen sus amistades en cuanto reciben semejante respuesta, a varias personas les ha costado mucho tiempo adecuarse a esta forma tan particular que tiene Charlie de decir a que hora llegará. Para él, sus formas de medición dependen del tiempo estimable que le tomará hacer determinada cosa, por ejemplo, la medida Sargento Pimienta, la usa por lo general cuando alguien lo llama para quedar por el centro de la ciudad, así, luego de colgar el teléfono, lo primero que hace es poner el álbum en su aparato de radio y prepararse para salir, entonces, él ya sabe que cuando este sonando Lovely Rita, ya debe estar saliendo de casa, claro que antes programa su mp3 de bolsillo para escuchar el resto del álbum en lo que queda de camino, así, cuando A day in the life haya concluido, nuestro amigo estará ya en el lugar de su cita.

Las amistades de Charlie se han dado cuenta que este peculiar sistema para calcular el tiempo, ha sido favorable para que él supere sus problemas de impuntualidad. Es por este motivo que han comenzado a averiguar el tiempo que dura cada álbum del cuarteto de Liverpool para saber cuanto tardará en llegar el ex impuntual. Su mejor amiga, Julia, ha distribuido entre las demás amistades una hoja conteniendo el nombre de todos los álbumes de The Beatles con su tiempo exacto de duración. Ya se ha visto a algunas de sus amistades llamarlo con el papel en la mano, e incluso, hasta pueden llegar a hacer proposiciones. Por ejemplo, a Nacho cierta vez le dijo “Nos vemos en un abbey road” y este, ya entendido en el asunto respondió: “Mejor en un please please me, por que ando medio apurado”.

El problema de Charlie es que piensa que todo el mundo piensa como él. Es por eso que se molesta cuando alguien le pregunta a qué se está refiriendo cuando dice: “Dame un let it be y estoy allá”. Ahí es donde nuestro amigo se complica pues no sabe cómo explicar su forma de medir el tiempo, solo atina a decir: “Tú solo ponte a escuchar el Let it be, y cuando haya terminado yo estaré allí”.
Los discos de The Beatles le sirven a nuestro amigo para calcular el tiempo de cosas que demoran, como llegar a una cita por ejemplo. Sin embargo, para hacer cosas pequeñas, diríamos triviales, él usa las canciones como medida, claro que este sistema es ya más personal. Por ejemplo, cuando despierta y tiene cosas urgentes que hacer se dice a si mismo: “Me alisto en un Strawbeery fields y salgo”, y lo primero que hace es poner la canción, o si es algo tan rápido como cerrar las cortinas lo hace en un “Her Majesty.” Si tiene que devolverle a alguien la llamada dice: “Te llamo en un A day in the life”, por ejemplo. Frases como “En un I´m the walrus estará el café”, se han hecho muy comunes durante las cenas con sus amistades. Sin embargo él elige las canciones, o los discos, de acuerdo a la importancia de la acción que está por realizar. Hace unos días por ejemplo, le tomó la increíble cantidad de diecisiete “Nowhereman” escribir una carta a la mujer que ama.

Este sistema ideado por nuestro amigo, ha terminado siendo beneficioso, no solo por que logró vencer su habitual impuntualidad, sino también por que ha descubierto que las cosas las hace con mayor alegría, siempre cantando, se lo ve muy feliz llegar a sus citas, o haciendo sus cosas en casa. Es una interesante forma de controlar el tiempo que yo mismo he comenzado a considerar, por ejemplo, escribir este texto me ha tomado un “Revolver”, y para corregirlo, tal vez me demore un “Magycal mystery tour”, y usted para leerlo, puede que se haya demorado un “Saxy sadie”, y si lo duda, puede buscar en el Álbum Blanco y comprobarlo.




No hay comentarios.: