martes, abril 28, 2009

UNA CARTA

Nuevamente me hablas de tu enfermedad. Milena, si tuvieras que quedarte en cama. Y tal vez debieras hacerlo. Y tal vez estás en cama, mientras te escribo estas palabras. ¿No te parece que yo era mucho mejor hace un mes? Me preocupaba por ti (Aunque solamente con el pensamiento), me interesaba en tu enfermedad, ya no me intereso más, ahora solo pienso en mi enfermedad y en mi curación, y las dos, en última instancia, tanto la primera como la segunda, eres tú.

F.




Extraído del libro "Cartas a Milena" de Franz Kafka.

1 comentario:

K i L L a* dijo...

enfermedad y curacion... siempre ha de ser la misma funcion