lunes, abril 27, 2009

UNA MIRADA

El ave anida en el último pensamiento de un suicida.

Y nos dejamos caer sobre una joroba que le ha salido al mar.

No entiendo el idioma de las ballenas ni las lágrimas en rostro de asesinos.

Hoy es un día soleado pero triste.

Mañana solo será otro día.

Un domingo sin ojos.

La tristeza nocturna cargada por un viernes con muletas.

Solo un día más.

Un día para decir que detesto los días.

Un día para violar mariposas, cada segundo de vida para odiar al mundo.

Un parpadeo eterno.

Las personas que aún sienten emoción cuando miran el cielo, son aquellas que padecen exceso de alma.

Es un milagro poder tener aún a los Beatles.

2 comentarios:

Emanuele Strapazzon dijo...

Cierto compadre,
por suerte tenemos algo o alguien donde aferrarnos.
Saludos.

K i L L a* dijo...

yop miro el cielo desde mis sueños*