lunes, mayo 18, 2009

PANORAMA DE LA COMUNIDAD PERUANA EN LA CIUDAD DE LA PAZ

Este reportaje fue publicado en el diario Los Andes de la ciudad de Puno, en su edición del Domingo 17 de Mayo del 2009





Alza el vuelo. El ave milenaria surca el azul cielo andino, en busca de un lugar más alto desde donde divisar el porvenir.



CUANDO EL CÓNDOR PASA…POR LA PAZ.
El devenir de la comunidad peruana en la sede del gobierno Boliviano.




Texto e investigación: Ronald Vega
Fotografías: José Luis Quintana (ASPERBOL)
Marta Balsells.




Ha extendido las alas y planea sobre la ciudad. Encontró un lugar para habitar. Es Agosto de 1949, Bonifacio Chávez llega desde Arequipa con 13 años a cuestas y un mundo por descubrir. Sesenta años después, en una antigua casona de la calle Campero, sentado tras un bien conservado escritorio, cuenta los orígenes de la institución fundada en 1882 y que preside desde 1995: La Sociedad Peruana de Beneficencia en La Paz. “A raíz de la guerra del pacífico, los peruanos del sur tuvieron que huir y salieron hacia la cordillera, llegaron a Bolivia, a las provincias de Potosí, Oruro y La Paz. Muchos de ellos quedaron en el camino, y los pocos que llegaron a Bolivia llegaron en muy mal estado. La alcaldía de La Paz dio una ordenanza por la cual sus ciudadanos brinden ayuda a los peruanos que llegaban, ayuda en alimentación, medicina etc. La escasa colonia peruana que estaba aquí en La Paz, se organizó y fundó la Sociedad Peruana de Beneficencia para apoyar a quienes llegaban escapando de la guerra.” Y desde esos tiempos hasta hoy, esta institución –La primera que ha tenido el Perú en el exterior- ha recibido altas condecoraciones de los gobiernos de Perú y Bolivia, La Orden del Sol y el Cóndor de los Andes, respectivamente.



Bonifacio Chávez Chávez - Sociedad Peruana de Beneficencia



“Lo que buscamos es estar coordinados”, dice José Luis Quintana, presidente de la -recientemente creada (Nov. 2008)- Asociación de Peruanos Residentes en Bolivia ASPERBOL, institución que tiene como principal objetivo actuar como coordinadora entre las diversas organizaciones peruanas existentes en la ciudad de La Paz. Entre otras actividades, ASPERBOL participa de la Mesa Técnica sobre Migración (MTM) junto a diferentes Instituciones Bolivianas de Derechos Humanos, como la Defensoría del Pueblo, con la finalidad de hacer visibles y buscar soluciones a los dos grandes problemas que afectan a la comunidad peruana: La Documentación y la Xenofobia.


La comunidad extranjera con mayor población en Bolivia es la peruana. En La Paz se calcula que llega a 30.000 personas. El INEI (Instituto Nacional de estadística e Informática del Perú), registró, a través de una investigación, la existencia de 56.000 peruanos en Bolivia para el año 2006. En La Paz, el consulado peruano ha registrado a 3.500 personas, el lugar de mayor concentración es la ciudad de El Alto. Según el trabajo de investigación sobre problemas migratorios en Bolivia, que en la actualidad realiza el ciudadano Italiano Mirko Marzadro, el problema de documentación es una de las dificultades principales que vive en la actualidad la comunidad peruana en este país.

Xenofobia: (xenos: extranjero, phobeo: espantarse), odio hacia los extranjeros. Bonifacio Chávez cuenta que cuando llegó, a inicios de la década del cincuenta del siglo pasado, las relaciones con los ciudadanos peruanos residentes eran cordiales. Pero, es durante la década de los noventa cuando estas comienzan a tornarse ásperas. “Lastimosamente ahora nuestros compatriotas que llegan vienen con el peso de ser gente que mucho le gusta alzar lo ajeno, y es entonces que por culpa de ellos nosotros somos quienes pagamos por que nos tratan de ladrones. Hay gente que llega del Perú, hacen asaltos y se van, y eso queda para nosotros.”

Para ASPERBOL, el problema de la documentación es también un punto importante. José Luis Quintana manifiesta que muchos de los peruanos en Bolivia se ven en la necesidad de realizar largos, lentos y engorrosos trámites para poder actualizar su situación en el país, sin importar la cantidad de años de residencia, como en el caso de Bonifacio Chávez que, con sesenta años residiendo en la ciudad y teniendo ya descendencia boliviana, se ve también envuelto en problemas de documentación: “Yo tengo 60 años radicando aquí, y nos piden el certificado de antecedentes penales que lo recabemos en el Perú, pero en el Perú ya no nos conocen a nosotros, nuestros certificados están aquí en La Paz. Hemos tenido reuniones con representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores, Migraciones, Consulado, y hemos hablado de esto. Cómo es posible que nosotros estando tantos años aquí tengamos que viajar a recabar documentación. Ir por la documentación, los trámites, el viaje y todo eso nos cuesta un mes de tramitación y aproximadamente más de dos mil Bolivianos (Mil soles), eso cuesta un certificado que antes costaba 30 Bolivianos y tardaba quince días”.

Junta Directiva de ASPERBOL junto al Cónsul y el Embajador peruano.

La doctora Beatriz Pinto de la defensoría del Pueblo, organización que forma parte de la MTM, explica desde su punto de vista, las razones por las cuales se conformó dicho grupo de trabajo: “En vista de la situación de los/as ciudadanos peruanos residentes en Bolivia y dado que refirieron con persistencia las incompatibilidades de la norma boliviana frente a la realidad de residencia de los/as extranjeros en el país, y considerando que los/as peruanos constituyen la comunidad de extranjeros más numerosa, se tomó la decisión de conformar la Mesa de Trabajo mencionada. El punto central, es realizar acciones de defensa de sus derechos humanos promoviendo e impulsando su observancia por parte de los servidores públicos con los cuales tienen contacto”.

Los esfuerzos de coordinación de la comunidad peruana en La Paz son recientes, a pesar de la trayectoria de algunas de sus instituciones. ASPERBOL aglutina a representantes de la Sociedad Peruana de Beneficencia, El Centro de Estudiantes Peruanos en Bolivia, La Comunidad de Integración Perú – Bolivia, El Círculo Peruano, entre otras organizaciones peruanas en las ciudades de La Paz y El Alto. Aún hay mucho por hacer. Para Marco Rasguido, representante de la Pastoral de Movilidad Humana, institución que participa de la Mesa Técnica sobre Migración, la presencia orgánica de la comunidad peruana es todavía débil. “El problema es que la comunidad peruana no tiene una representación fuerte, hay personas, ciudadanas ciudadanos con un gran interés de aportar y participar, pero la representación legitima es muy poca”.

¿Qué acento tenía? ¿Era peruano?, pregunta –refiriéndose al ladrón- una “periodista” al testigo de un crimen. Los medios de comunicación favorecen la estigmatización contra el ciudadano peruano, fortaleciendo así una mirada xenófoba hacia ellos. Marco Rasguido es contundente. “Para los medios de prensa locales cualquier extranjero indocumentado o que comete delito es o tiene que ser peruano.” Las diferentes organizaciones peruanas en La Paz desarrollan una importante labor en el re-lanzamiento de una nueva imagen del peruano, precisamente de aquel peruano digno y respetuoso que vive en La Paz, trabaja y contribuye al desarrollo de la ciudad y el País, y lo hacen con lo mejor que tienen: su propio ejemplo.

FE SIN FRONTERAS

Hace dos años comenzó todo. Con la participación de un aproximado de 400 personas se realizó, por vez primera en las calles de La Paz, la procesión del “Señor de Los Milagros”. Paceñas y paceños transitan a esta hora de la tarde por la concurrida avenida Camacho, Wilfredo Córdova bebe espaciados sorbos de té, en un local de la citada avenida, mientras cuenta la historia de la “Hermandad del Señor de los Milagros”, la misma que este año ha sido invitada a participar de la procesión del Santo Sepulcro, una de las más importantes en la Semana Santa Boliviana por su arraigo popular. “Siempre en estos actos de tipo religioso primero se hace la entronización de la imagen en la iglesia, uno lleva la imagen, el párroco la recibe y desde ese momento ya no es de la hermandad sino de todos los fieles, pero nosotros tuvimos un proceso inverso pues en octubre del 2007 hicimos nuestra primera procesión y recién en enero del 2008 fue la entronización de la imagen en la iglesia de la merced”.

Se sabe de la existencia de “Hermandades” del señor de los Milagros que tienen ya muchos años en la ciudad, sin embargo sus procesiones se limitaron siempre a recorrer pequeñas calles aledañas a sus lugares de residencia. Ahora, la procesión de Octubre –que incluye a las demás hermandades- atraviesa las principales calles de la ciudad, pasando incluso por la Plaza Murillo, recibiendo ofrendas del Palacio de Gobierno y el Congreso. Para lograr esto Wilfredo reconoce el compromiso de la representación diplomática peruana en la ciudad. “Aquí hay que reconocer que recibimos mucho apoyo por parte de la Embajada Peruana en La Paz, en las actividades previas que debimos realizar para traer la imagen, hacer el anda, y todo lo que acompaña la imagen.” La actual imagen que se encuentra en la Iglesia de La Merced, ubicada en la calle Colón, fue pintada al óleo, específicamente para ser traída a La Paz, por las hermanas Nazarenas de Lima. Córdova narra una divertida anécdota sobre cómo se obtuvo la imagen de la Virgen de las Nubes, la misma que se encuentra siempre al reverso del “Cristo Moreno”. “En la parte de atrás de la imagen del señor de los milagros está siempre la virgen de las nubes tal como en Lima, bueno, aquí como no podíamos traer un lienzo de la virgen, nosotros recurrimos a la tecnología moderna, entramos a internet, bajamos una imagen de la virgen y un compatriota que tiene una empresa de gigantografías nos dijo: No se preocupen, dénmela y yo la regalo ampliada. Entonces a falta de un lienzo pusimos una gigantografía.”

El año pasado fueron 700 personas las que acompañaron el anda. Para Willy Córdova esta actividad, además de ser una expresión de fe, es un aporte valioso para cambiar la imagen del peruano en La Paz. “Esto contribuye a la desestigmatización del peruano, pues se nota que hay peruanos, radicados de forma legal en el país y que somos católicos y queremos continuar con nuestro culto.” La hermandad no está, para nada, divorciada de la problemática de la Comunidad Peruana en La Paz. “Nosotros como Hermandad del Señor de los Milagros hemos promovido, junto a otras organizaciones, la creación de ASPERBOL, porque en todos los países donde residimos muchos peruanos, es necesario hacer coordinaciones entre los nacionales para mejorar nuestra situación en el país de residencia.”

Con casi 20 años residiendo en La Paz junto a su familia, Wilfredo ha sido testigo de cómo la comunidad peruana inició este joven proceso de coordinación entre sus organizaciones. “Antes cada uno “jalaba pa` su tienda”, el año pasado a partir de la estigmatización y la xenofobia hacia el peruano, nosotros en trabajo conjunto con la embajada y el consulado creamos ASPERBOL para cambiar el modo de pensar hacia el peruano, la imagen que del peruano existe. Así fue que se comenzó a trabajar a nivel institucional”. Al igual que don Bonifacio, Wilfredo piensa –y razones no le faltan- que son aquellos peruanos honestos quienes tienen que pagar los platos rotos por los ilícitos que otros nacionales cometen. “Hay muchos legales que pagamos impuestos, y que nos vemos afectados por la imagen que del peruano existe a partir de aquellos compatriotas que llegan aquí con malas intenciones”.


Wilfredo Córdova - Hermandad del Señor de Los Milagros


LA INVERSIÓN PERUANA

Treinta años tenía César La Torre cuando llegó a La Paz procedente de Lima. Eran los inicios de la década del noventa y César había llegado como gerente de una empresa peruana que se expandía fuera del país. “Salí de Lima por que a finales de los ochentas las empresas que querían tener divisas tenían que exportar, entonces abrieron una sucursal en La Paz y me enviaron”. Ahora César dirige su propia empresa y el Círculo Peruano, organización formada por empresarios peruanos que dirigen importantes empresas en Bolivia. Luego de Ecuador, Bolivia es el segundo país con mayor inversión peruana. “Bolivia es un país por descubrir. La empresa peruana se destaca en la banca, la industria, el consumo masivo, entre otros. La empresa peruana aquí arriesga. En la actualidad existen en promedio unas cinco empresas fuertes en Bolivia, destacadas en rubros importantes como la banca y la producción de lácteos”.

Con una inversión promedio de 250 Millones de dólares y la creación de aproximadamente 40.000 puestos de trabajo, la empresa peruana en Bolivia tiene aún una gran perspectiva de desarrollo. Apuntar a ese desarrollo es uno de los objetivos del Círculo Peruano. “El círculo peruano en un principio se formó para aglutinar a la colonia empresarial peruana a mediados del siglo pasado. En la actualidad el círculo está conformado por empresarios peruanos emergentes en este país. Nuestra función es colaborar para que los inversores puedan tener un panorama claro de cómo está el mercado, es decir orientación de negocios.”

En todos estos años de trabajo, el empresariado peruano ha logrado hacerse de una imagen confiable dentro del mercado Boliviano. Esta imagen atrae a otras empresas peruanas que ven en Bolivia un lugar de interés para la inversión. Sobre este punto, César La Torre manifiesta: “Actualmente hay muchas empresas e inversionistas peruanos que merodean Bolivia por que lo ven como mercado de interés. Hoy en La Paz, existe un grupo sólido y serio de empresariado peruano, que mantiene un elevado perfil profesional y ético.”

Los empresarios peruanos en La Paz también apuestan por la necesidad de coordinación entre las diferentes organizaciones peruanas en la ciudad. “Los residentes peruanos estamos comenzando a tomar conciencia de que es siempre mejor tener una agrupación fuerte, porque hay poblaciones peruanas vulnerables. ASPERBOL puede hacer mucho por un gran sector de la comunidad peruana.”

Es el inicio. Los problemas de la comunidad peruana en La Paz son latentes. La propuesta de coordinación ha sido bien recibida por las diversas organizaciones de residentes. Aún queda un largo camino por recorrer. Se ha dado un importante primer paso. José Luis Quintana, presidente de ASPERBOL, detalla los pormenores de ese largo camino. “La mesa de trabajo (Mesa técnica sobre migración) apunta a sensibilizar y socializar con las autoridades, la problemática de la comunidad peruana en La Paz y se produzcan herramientas que permitan la elaboración y posterior aplicación de políticas migratorias que beneficien a la comunidad peruana y los migrantes en general. Es importante que instituciones relacionadas al tema puedan conocer y debatir sobre nuestra problemática”.

Entre las principales actividades que ha desarrollado ASPERBOL –más allá de las coordinaciones institucionales- con miras al logro de sus objetivos y en coordinación con las demás organizaciones peruanas y el cuerpo diplomático, se encuentran el Primer festiva de la Marinera, el Día del Pisco (celebrado en La Paz por tercera vez), la tradicional “Yunza” de carnavales, además de actividades benéficas como la entrega de juguetes a niñas y niños por las fiestas navideñas. Hay que tener en cuenta que como coordinadora, ASPERBOL participa directamente de las actividades que realizan las diversas organizaciones de la comunidad peruana en La Paz.

UN EJEMPLO DE COMPROMISO: LAS DAMAS PERUANAS EN LA PAZ

Comenzaron como asociación hace ya treintaicinco años. Desde 1986, con la intención de consolidar su labor social en La Paz, se convirtieron en fundación. A partir de esa fecha, la Fundación de Damas Peruanas (FDP), ha realizado diversas actividades con la finalidad de promover y difundir la cultura peruana en la sede del gobierno Boliviano.

Desfiles de trajes típicos del virreinato, ferias gastronómicas, bingos, cenas de gala e incluso la presentación del Ballet Municipal de Lima, son algunas de las actividades que, este activo grupo de damas peruanas, ha realizado en la ciudad de La Paz. Los fondos de cada una de estas actividades han sido íntegramente destinados a la labor social que la FDP realiza en La Paz, específicamente en la zona periférica de Ovejullo, donde, gracias al esfuerzo realizado, dirigen el Centro Médico Santa Rosa de Lima, para la atención de emergencias, odontología y oftalmología, en beneficio de la población del citado lugar. Este trabajo es realizado únicamente con el esfuerzo de las Damas Peruanas, organización de mujeres peruanas de nacimiento o por matrimonio. “Nosotras hemos comprado el terreno, –para la construcción del Centro Médico- hicimos una pequeña infraestructura y poco a poco cada año vamos realizando mejoras”, nos dice Carmen Vargas, ex miembro de la directiva de la Fundación. Gracias a un convenio que la fundación tiene con el Ministerio de Salud de Bolivia, esta institución dota al Centro Médico de profesionales de la salud.

La motivación principal de esta fundación es narrada por la Señora Vargas: “Había el problema de un concepto errado en cierta forma, aunque en otros casos también real, sobre lo peruano, (…) pero también existimos infinidad de peruanas y peruanos que contribuimos a este país con nuestro trabajo…” La FDP también realiza actividades para aportar a otro tipo de causas relacionadas con el Perú, como por ejemplo el festival gastronómico que realizaron en el año 2007 en beneficio de las personas afectadas por el terremoto que sacudió el sur del país en aquel año, actividad en la cual recaudaron un promedio de dos mil dólares, los mismos que fueron destinados a palear los daños ocasionados por el desastre natural.

La Fundación de Damas Peruanas en La Paz, se proyecta a continuar equipando el Centro Médico Santa Rosa de Lima “Queremos hacer crecer nuestro Centro Médico para ampliar el servicio que brindamos”, nos dice Carmen Vargas. En la actualidad la FDP está conformada por un promedio de 25 señoras activas con una directiva que se renueva anualmente, de la cual forman parte seis personas. La FDP participa de actividades relevantes que realiza en La Paz la comunidad peruana, como las celebraciones del 28 de Julio, además de invitar siempre a sus actividades a las demás organizaciones de la comunidad.

Desde 1986, y años antes cuando eran asociación, las Damas Peruanas en La Paz, han contribuido y contribuyen, otorgando los fondos recaudados en sus diversas actividades, a importantes proyectos sociales tanto en Bolivia como en el Perú -para casos de desastres u otras necesidades-, erigiéndose en importante ejemplo del compromiso de la socie dad peruana con su país de residencia y la difusión de la cultura peruana en la ciudad de La Paz.

Carmen Vargas y Amelia de Cáceres - Fundación de Damas Peruanas en La Paz

ANTECEDENTES QUE SE SUPERAN: EL CASO CANO

Viernes 21 de Mayo de 1999. Ciudad de El Alto, dos de la madrugada. El ciudadano peruano Freddy Cano López sale de un bar, sube a un taxi. Al Parecer tiene un altercado con el conductor. Es conducido a la dependencia de INTERPOL. Minutos después tiene quemaduras en más del 50% de su cuerpo tras el misterioso incendio de la celda que ocupaba.

Era la segunda vez que Cano llegaba a Bolivia para desempeñar su labor de comerciante. No existían antecedentes de ninguna clase sobre su anterior estadía en el país. Las primeras versiones policiales son contradictorias. Los custodios que se encontraban aquella madrugada de guardia fueron detenidos días después para proseguir las investigaciones. En un principio la versión policial se basaba en una irresponsabilidad del ciudadano peruano quien, según se manifestó, habría producido él mismo el incendio, al hacer una fogata en su propia celda para protegerse del frío. Sin embargo, investigaciones de mayor imparcialidad hablaban incluso de un intento de homicidio. El embajador peruano de aquellos años, Harry Beleván, habló de xenofobia.
El agravio contra el ciudadano peruano acaparó la atención de la prensa por aquellos días. El congreso Boliviano formó una comisión ad hoc para la investigación del caso. Diversas organizaciones de Derechos Humanos en Bolivia comenzaron a levantar su voz, junto a la comunidad peruana y el cuerpo diplomático. Días después Freddy Cano tuvo que ser evacuado a Lima luego de ser sometido, en La Paz, a una intervención quirúrgica en la que, debido a las graves quemaduras sufridas, se le salvó de la amputación de un brazo.

Diez años han pasado y ahora las relaciones que se dan en Bolivia con la comunidad peruana han mejorado. Aunque aún quedan temas por trabajar, las acciones que realizan las diversas organizaciones de la comunidad peruana, favorecen en gran parte este trabajo gracias a las propuestas y la vigilancia que sobre el tema realizan.

Recorte del diario Boliviano "La Razón" sobre el caso Cano.



EL VUELO DEL CÓNDOR

La Comunidad Peruana en La Paz cumple funciones, destacadas e importantes, en diversas áreas de la vida económica y social de la ciudad. La Sociedad Peruana de Beneficencia (SPB), por ejemplo, es una de las primeras instituciones de Beneficencia en Bolivia, y pionera del mutualismo en la ciudad de La Paz. En la actualidad la SPB convoca a las familias de peruanas y peruanos con cónyuges Bolivianos. Bonifacio Chávez, presidente del SPB resalta el hecho. “Esta es una institución social, nuestros socios tienen servicio médico y apoyo económico en casos de vejez e invalidez. Nuestros socios son peruanas y peruanos, pero también sus cónyuges e hijos son parte de nuestra institución”.

La fotografía titulada “El ninja alteño”, una de las más resaltantes imágenes de la “Guerra del gas”, acontecimiento sucedido en la ciudad de El Alto en Octubre del 2003, fue tomada por José Luis Quintana, quien se desempeña en La Paz como “Fotoperiodista” desde el año 1993. La citada fotografía, publicada por 140 países, fue premiada, el año 2004, por la federación de la Prensa de La Paz y la Asociación de Corresponsales de la Prensa Internacional. En el año 2007 Quintana recibe una condecoración de la prefectura de La Paz por su “Trayectoria periodística al servicio de la comunidad paceña”.

Este año se espera que la procesión del Señor de los Milagros continúe su ascendencia exitosa. El hecho de haber sido invitados como “Hermandad del Señor de los Milagros” a participar de la procesión del Santo Sepulcro por Semana Santa, dice mucho de la importancia que esta organización peruana tiene en el escenario católico paceño. Para Wilfredo Córdova este es solo el comienzo. “Existen compatriotas legales que ocupan aquí cargos importantes y eso permite mostrar el otro lado –diríamos el lado legal- de la comunidad peruana. Poco a poco la procesión del Señor de los Milagros en La Paz, comienza a adquirir importancia en la ciudad”.

El nivel formativo de los empresarios y profesionales peruanos que llegan a La Paz se ha incrementado. Ellos se encuentran en puntos clave de importantes empresas en el país. Las inversiones peruanas en Bolivia comienzan a obtener –a base de esfuerzo- grandes resultados. César La Torre, del Círculo Peruano, lo certifica. “Ha llegado un buen grupo de profesionales y empresarios peruanos –de buen nivel- a La paz desde los últimos tres años (…) la ventaja formativa de los profesionales peruanos permite grandes ventajas a la hora de obtener un lugar en el mercado laboral”.

A pesar de esto, el problema del estigma continúa como una piedra en el zapato de la Comunidad Peruana residente en La Paz. Marco Rasguido, de la pastoral de Movilidad Humana, define dos aspectos importantes a tomar en cuenta en las relaciones que se dan entre Bolivia y la comunidad peruana residente en La Paz. “Hay dos elementos importantes a tener en cuenta en la relación de Bolivia con la comunidad peruana. El primero es el cultural, las reuniones indígenas, campesinas, hacen que ahí se plantee, por cuestiones histórico-culturales, climas de igualdad más allá de las procedencias nacionales. El otro tema es que al parecer existe una separación o ruptura, o por lo menos una suerte de desentendimientos entre el gobierno Boliviano y el gobierno Peruano, eso hace ver que estaríamos separados, desde un enfoque más de afuera, diríamos más político (…) en la gente se ha enraizado la idea de hay que tener cuidado con los peruanos. Existe gran desconfianza”.

Es este el reto que enfrenta la Comunidad Peruana en La Paz. Cambiar la negativa imagen existente de lo peruano. Para eso se organizan, coordinan y realizan actividades conjuntas, con miras a difundir el verdadero sentir del pueblo peruano. La alegría, la fe, de ciudadanas y ciudadanos que dejan “Alma, corazón y vida”, en su diario camino por la ciudad de La Paz.
El Cóndor ha recorrido el lugar que decidió habitar. Sabe que para conservarlo tiene grandes esfuerzos por delante. Aún carga consigo cierta nostalgia por su lugar de procedencia y, tal vez sea por eso, ha decidido encontrarse con sus congéneres. Algún día volverá a extender las alas en busca de otros lugares, por ahora aquí se encuentra bien y, lo más importante, se siente vivo.



NOTA DE SUMA IMPORTANCIA.- En la edición del diario Los Andes, se ha alterado el texto inicial en el cuarto párrafo, en el diario se lee: "Xenofobia: (odio hacia los extranjeros) es la que afrontan los peruanos en Bolivia." Dicha frase NUNCA fue incluida por mi persona en el texto inicial, pues es una aseveración irresponsable. Para revisar el texto del diario entre al aiguiente link:

http://www.losandes.com.pe/Nacional/20090517/22204.html



2 comentarios:

Perro con Rabia dijo...

Estimado Pata:
he leido cin mucha atención el artículo en el que me consta que le has puesto empeño y se nota.
Es bastanate resaltante el hecho de que quiere verse el lado bueno y malo de las cosas, como suele ser en el periodismo, pero el hecho de que no hayas tocado varios casos bastante escabrosos de discriminación hacía los peruanos, habla más de la seriedad que de la bulla que podrías lograr con un artículo incendiario que hable de odio y sangre que al final vende más.
Ahora, la realidad que viven los peruanos en EL Alto, es bastante diferente y triste a la vez... en fin, me parece que es un exceñente artículo sobre todo porque se muestra que existe un lado legal y una asociatividad legal también del grupo migrante de mayor presencia en Bolivia, ya que ni yo sabía que existia tales asociaciones.
En suma, el artículo exige una segunda parte, creo que hay más, mucho más por hablar de este tema. Felicidades, me ha gustado.

Gilulianno dijo...

saludos cordiales , para mi es un gusto poder ofrecerles un verdadero show artistico , con los mejores actores y comediantes del peru ,kike suero ,luigi carbajal , arturo alvarez , en negro cachay , martin farfan , mariela zanety , dorita orbegoso, leysi suarez,liliana mass ,lesli moscoso, me gustaria poder contactar con algun empresario que desee compartir las ganancias ,que generalmente es muy buena y sobre todo lo mas importante es que la pasaremos muy bien acompañados de nuestros seres queridos ,estare esperando un correo para enviarles mas detalles , un saludo a la distancia . Att Giulianno solis .