lunes, junio 22, 2009

EL PROFESOR "CACHIPORRA"

Reflexiones pedagógicas narradas desde la ignorancia presentan a...

EL PROFESOR "CACHIPORRA" en...


"A mi hijo nadie lo engaña"


Era la primera vez que lo visitábamos en su casa. Llevaba una semana con permiso para cuidar de su pequeño hijo que se había puesto enfermo. El profesor "Cachiporra", a pesar de su necedad, era muy querido por el cuerpo docente.

Cuando llegamos, él estaba echado frente al televisor con su pequeño hijo -Un año y medio, casi dos- sobre el pecho. Al vernos se puso de pie sin dejar al niño y nos invitó a pasar. Volvió a sentarse frente a la tele con su hijo en brazos mientras hacía preguntas sobre el colegio.

- ¿Y esos de tercero todavía siguen jodiendo con sus huelgas y huevadas? -Tercero de secundaria, luego de una clase sobre la revolución industrial con "El maestro ignorante", había decidido hacer una huelga de estudiantes exigiendo mejorías en la calidad de enseñanza.-

- Si -dije yo-, ahí siguen los muchachos pensando que pueden hacer del colegio una representación del mundo. !!En la rebeldía de su espíritu han encontrado el verdadero sentido de la educación!!

- Qué rebeldía ni qué espíritu -dijo el profesor "Cachiporra"- a esos chibolos hay que meterles un par de buenos palazos y vas a ver cómo se les quita su espíritu rebelde.

Siempre he preferido evitar las discuiones con "Cachiporra", por que lo considero un caso perdido. Los colegas me observan como esperando mi respuesta pero yo, luego de asentir, prefiero el silencio.

Miró el reloj y le dijo al bebé: "Oye cachetón, ya es hora de tu novela"

Entonces cambió de canal, estaba viendo fútbol, y puso una novela sobre mujeres exhuberantes que bailaban en un centro nocturno.

- Mi cachetón es hincha de la Bárbara Mori. ¿O no? -Dijo mientras levantaba al niño sacándolo del letargo producido por tanta televisión.

La maestra Inocencia, a quien cariñosamente llamamos "La Suave", se indignó como nunca antes y dijo:

- !Cómo le haces ver al niño esas cochinadas! Qué culpa tendrá el pobre de tener a un pervertido como padre, este angelito debería estar viendo otras cosas, cosas más educativas. Programas infantiles, dibujos animados seleccionados para su edad...BARNIE!!!

El profesor "Cachiporra", bastante ofendido, remarcó siempre con su hijo en brazos:

- ¿Barnie?, oiga, déjeme decirle que en primer lugar los dragones NO existen, y si así fuera, tampoco son morados y maricones. !A mi hijo nadie lo engaña!

La maestra Inocencia masculló algo inentendible y se fue visiblemente molesta. "Cachiporra" sacó unas cervezas y todos nos quedamos mirando la novela.

2 comentarios:

LaMujer dijo...

Que buena!, haha, ya hubiera querido tener "maestros Cachiporra". Yo no sé por qué permiten tanta huevada en la televisión y lo peor de todoooodo, los Teletubos esos, arg!, tremendos boyos e idiotas muñequitos horrendos que a los niños los hacen más tarados de lo que deberían por tanta telebasura... ays... mejor no hago hígado.
Un abrazo.

TvIS EL vNIKO dijo...

Buenisimaaaa..!!!
A mi tmb me hubiera encantado tener un profesor "cachiporra" aunk me imagino k sera muy parecido a mi ex-profesor Ronald...JaJa..
Me da mucho gusto poder haberte encontrado despues de tiempo por medio de este blog..Tenemos k reunirnos..
Cuidate un abrazo fraternal a la distancia.
EL chato LvIS