viernes, septiembre 17, 2010

LA LOCA CATA

Era en extremo ufana. Caminaba por las calles polvorientas de la Tablada, ataviada de sucias vestimentas, cubierta por una especie de chal mugriento, a veces con sandalias, otras descalza, pero siempre dejando ver sus pies ennegrecidos de tanto andar. Aún así era en extremo ufana.

Los niños desaparecíamos ni bien verla. Por aquellos tiempos era común escuchar decir a nuestros padres: "Si no comes toda la comida voy a llamar a la Loca Cata para que te lleve". Se llamaba Catalina, o eso era lo que sabíamos, y vagaba por las calles sin dirección. A veces la veíamos en el mercado "Unión", en la tienda de especerías de la señora "Berna", comprando achiote y pagando con papeles perfectamente recortados en forma de billetes. Del brazo, en el que también lucía gran número de brazaletes enmohecidos, le colgaba un viejo balde de pintura al mejor estilo de una cartera o una bolsa de mercado.
Ahí ponía delicadamente sus compras.

Ahora recuerdo su sonrisa, aunque desdentada, era en extremo maternal. Pero en ese tiempo para los niños, era maléfica, terrorífica.

Por aquel tiempo oí contar, a algunas amigas de mi abuela, que se trataba de una señora de la alta sociedad Limeña, que hacía muchos años llegó de visita a la tablada acompañada de su pequeña hija que, en circunstancias extrañas, desapareció del pueblo sin dejar rastro alguno. Desde ese día, dicen, que se volvió loca. Entonces se quedó vagando por las calles con la esperanza de re encontrarse con su pequeña desaparecida.

Cierto o no, la Loca Cata se convirtió en personaje importante para todos quienes vivimos en la Tablada en los años ochenta.

Algunas veces creía ver en los ojos de alguna niña del barrio la mirada de su pequeña hija. Entonces extendía sus brazos cubiertos de mugre y caminaba lenta hacia la aterrorizada niña que, juntos a sus eventuales amiguitos -yo entre ellos pues alguna vez se trató de una prima mía-, corríamos, como alma que lleva el diablo, en dirección a la casa, llorando, a abrazarnos de algún tío o tía que, saliendo a la calle explicaba algo a la Loca Cata, algo que no podñiamos entender pero que sabíamos nos mantendría a salvo de ella. Luego la enajenada señora volvía sus pasos sobre la calle, sin dirección, frotándose los ojos -creo que llorando, no lo podría asegurar-, y mascullando frases ininteligibles.

De un momento a otro desapareció, tal como su pequeña hija hace algunos años, sin dejar rastro. Algunos dicen que fue violada, en la nocturna oscuridad del campo deportivo, por un grupo de malhechores. Luego muerta y su cuerpo desaparecido. ¿Alguien habría puesto una denuncia por ese hecho?, no tengo idea. Otras versiones dicen que fue recogida por un familiar que la interno en un sanatorio. Tal vez esta segunda versión se divulgó un poco para restar responsabilidad social por la primera.

Igual la Loca Cata nunca dejó de ser una "vecina" más de la tablada.


Ronald Vega.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Ronald: Claro que me acuerdo de la loca Catalina. Yo era una de las que vivió aterrorizada..jajaja. Fue hace tanto tiempo. Qué bueno que escribiste algo sobre ella. Pero es un personaje que merece más que eso ¿No crees? Vale para una historia más larga. Anímate!!!!!!
Abrazos,
Meche

margarita dijo...

Yo conoci a los hijos de la loca Cata,yo vivia a la vuelta de la casa de cata,ella era familia de los Garcias, cuando sus hijos llegaron a vivir a la tablada mas o menos por el año 1984. mis hnos y yo nos hicimos amigo de fernando y pilar ,hijos de la cata.ellos nos contaron que su mama estaba casada con uno de los hijos de don garcia, que estaba en la marina, este hombre la dejo a cata por otra mujer y la cata enloquecio por esa causa,en ese entonces ellos vivian, creo que en barranco.pero don garcia ya vivia en la tablada y al lado de su casa habia un terreno vacio donde le hicieron una casita y la mandaron a vivir ahi.

VOZ URGENTE dijo...

gracias por los comentarios, lo que escribi lo escuche, igual me gusto harto cuando lo supe. pero i que tal si escribimos sobre ella lo que sabemos y construimosv "la" historia?, pero a todo esto...cual fue el verdadero final de la loca cata? que paso con ella?
saludos y nuevamente gracias por comentar.
R.

rocio dijo...

justo le comentaba a mi hna sobre lo que escribiste y de broma le decia que me voy a comunicar contigo para ser tu cooperadora y sacar un libro sobre la cata.ya te averiguare que paso con la cata.

rocio dijo...

antes escribi como margarita,pero tambien soy rocio.

VOZ URGENTE dijo...

pues muy bien, si podemos recolectar algunos datos importantes, contactarnos con otras personas y hacer confluir versiones, podriamos si no un libro, por lo menos una pequeña biografia que bien se lo merece la loca cata, y seria un pequeño aporte mancomunado a la historia de la Tablada.
Saludos y adelante con la iniciativa!
R

rocio dijo...

ok.te escribire a tu correo para ponernos de acuerdo y empezar a recaudar informacion sobre la cata.

VOZ URGENTE dijo...

escribe a: vozurgente@gmail.com para coordinar.
saludos.
R.