miércoles, febrero 15, 2012

TULIO MORA - CEMENTERIO GENERAL

Portada del libro

Escribe: Tristán D´Mar

UN PASEO POR EL CEMENTERIO GENERAL de Tulio Mora, es un paseo por una de las tantas historias que tiene el Perú. En este libro las voces de mujeres y hombres como Túpac Amaru o Lucha Reyes, vuelven desde el tiempo para contarnos sus vivencias personales y, a través de ellas, interpelarnos.

“Y el placer que causa la palabra / es el dolor que causa la memoria, pero no tengo / más coartada (más mentira) que oponer / a la palabra del Poder el poder de la Palara.” Esta frase que aparece en el poema de Garcilaso de la Vega (1539-1616), nos lleva a la revisión de los textos del autor, de su vida, de su trabajo. Así, recorrer este Cementerio General representa la posibilidad de entrar en diálogo con personajes de nuestra historia, de acercarnos a ellos y su existir más allá de la vida.

Tulio Mora nació en Huancayo en 1948. En la década del 70 perteneció al movimiento literario Hora Zero. Fue en 1988 que su libro Cementerio General obtuvo el Premio Latinoamericano de Poesía. El libro se publicó al año siguiente.

Túpac Amaru aparece para interpelar a todos aquellos panfletarios que gustan de citarlo: “Si tanto saben de mi vida y de mi gesta / ¿por qué no revierten mis fracasos / y después me echan en tierra a descansar mi muerte?”

Muchos de los personajes que “retornan” en este libro, son precisamente aquellos que han sido borrados de la historia oficial del Perú, y es ahí donde radica el valor de la obra. Por ejemplo: ¿Sabemos quién fue Florencio Aliaga? Dejemos que él mismo nos los cuente, en la última estrofa del poema que lleva su nombre: “Ciertamente no es humo de incienso / lo que envuelve a la calle Manco Cápac del Callao. / Suenan disparos, hay cierrapuertas, / las ancianas se santiguan, los niños se esconden / en las azoteas. Y ya viene el último asalto / de la caballería y un muerto yace sobre los adoquines. / Soy yo, Florencio Aliaga, el primer / mártir obrero del Perú.”

Así es este libro. Importantes personajes que salen del anonimato en el que fueron recluidos por aquellos que escribieron la historia, llegan hasta nosotros para contarnos un poco de su vida, un poco de sus sueños, un poco de la época que les tocó vivir.

El libro comienza con las voces de las culturas precolombinas, de Pikimachay a Huari, pasando por los Toquepala, Chavín y Mochica; llegando hasta los días de la gran migración a Lima, de los atentados durante la guerra interna.

A veces en prosa, a veces en verso, en ambos casos se trata de textos ágiles y personajes cautivantes.

“Diez intelectuales de ciudad / valen menos que un solo campesino. / Pero pocos campesinos encontramos. / ¿Volaron de los textos / o fue la realidad más terca que nosotros?” Así cuestiona Juan Pablo Chang, aquel peruano que acompañó la gesta del Ché en Bolivia, el accionar guerrillero en Ñancahuazú.

Muchas otras voces aparecen en este libro de tan urgente lectura en estos tiempos que vivimos, en los que la historia es un conjunto de fechas y nombres sin valor real en el quehacer cotidiano. Una acumulación de datos que se repiten incesantemente de generación en generación.

Leer Cementerio General de Tulio Mora, es una forma, tal vez desgarradora, pero sobretodo amplia, de abordar la historia peruana, encontrarse con varios de sus personajes, los conocidos y sus reflexiones, los anónimos y sus ejemplos de vida, los personajes que la historia oficial ha querido ocultar (recomendable en este punto es el poema – narración titulado “Eduardo de la Piniella” uno de los ocho periodistas que murieron en las alturas de Uchuraccay en 1983), pero sobretodo, en este libro podremos encontrarnos nosotros mismos y reflexionar sobre el papel que tenemos en esto que convenimos en llamar "Historia del Perú."

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bon conseil, Cet article est simplement génial, spécialement
pour les débutants. Malheureusement, je n'ai pas le temps de lire tes autres articles!

Review my web site - Justine

Anónimo dijo...

Interesante. Alguna referencia editorial? Saludos. Efraín