miércoles, junio 20, 2012

ENTREVISTA A JOSÉ SARAMAGO

"CUANTO MÁS VIEJO MÁS LIBRE, Y CUANTO MÁS LIBRE MÁS RADICAL"
José Saramago.



lunes, junio 11, 2012

ENTREVISTA A MANUEL SCORZA



Entrevista al escritor Manuel Scorza: "La novela es una máquina de soñar"



domingo, junio 10, 2012

DESCUBRIMIENTO - ALMA CACHINERA


 Por: Rómulo Meléndez

Hace veinte años me sucedió algo inesperado, un treinta de abril, en Ámsterdam, la ciudad donde aún no vivía pero que pronto sería mía.
El treinta de abril de cada año, hay un mercado gigantesco, informal. Se dice que para festejar el cumpleaños de la reina de Holanda. Muchos no saben ni siquiera su nombre. Se ha escrito ya mucho de éste festejo. Yo voy a omitir los pormenores.

Lo que me interesa contar es que sin querer me llegué a interesar en unos zapatos usados, viejos y sin lustrar, como casi todos los zapatos que veo en la calle. Los holandeses nunca lustran sus zapatos. Esto fue lo primero que me llamó la atención cuando visité por primera vez éste país.

Ví los zapatos, me paré un momento, los cogí, sentí que me quedaban, no me los probé y traté de reiniciar mi caminata hacia ningún lado, pero antes pregunté el precio.¿Cuánto?, pregunté, sin mirar al vendedor.¡ Diez!, me respondió, sin mirarme tampoco. No dije nada y seguí caminando con una amiga que me había invitado a visitarla en Ámsterdam. Ella no dijo nada y seguimos caminando en silencio.

Vengo de la Tablada de Lurín, un barrio al sur de Lima. Recuerdo muy bien cuando por primera vez cobré mi sueldo, de hombre profesional, fui corriendo al paradero de la 25 rumbo a Higuereta y compré por primera vez en mi vida los zapatos que quería. La marca era Titus, los zapatos eran verdes como pacay. Los zapatos eran presentados como si fueran artefactos eléctricos en vitrinas. Algo nuevo en Lima. Mis Titus se convertieron en mis favoritos y andaba tirando lata por todo lado. ¿Si esas tabas hablaran? ¿Qué rincones no han sido visitados?

Comprar cosas de segunda mano es un pecado en Lima. Por lo menos en mis tiempos. Mi madre creía en forma absoluta que las cosas de segunda mano traían un mal espíritu. Nunca compré algo de segunda mano en Lima.

Pero ahora estaba en Ámsterdam y sin embargo algo me retenía a pensar en la posesión de esos zapatos negros, estilo Chavo del Ocho.

La amiga llamada Nienke seguía a mi lado, después de dos horas de caminata llegamos exactamente al mismo lugar. Y ella se acercó al vendedor que aún no había vendido los zapatos y se los compró por cinco euros.  Me dijo que se los compraba para su hermano. Yo no sabía que tenía un hermano. No dije nada.

Un año más tarde, en el día de mi cumpleaños, Nienke llegó al café donde habíamos acordado, el Luxembourg. La terraza estaba repleta de gente. Ella sacó de su bolsa un caja. La abrí y allí estaban los zapatos del Chavo del Ocho, igual como lo habíamos visto en el mercado libre, viejos y sin lustrar. Yo no miré los zapatos sino hacia la gente que me miraba abriendo una caja, envuelta con papel de regalo y extraer un zapatos viejos.

Veinte años más tarde sigo usando éstos zapatos (en momentos especiales) y descubrí además que no me trajeron malos espíritus. De Nienke, la esbelta rubia de ojos azules, no supe más.

Desde aquel momento, del papelón en el Luxembourg, compro todo de segunda mano.

                                      Hasta hoy conmigo

miércoles, junio 06, 2012

PRIMER DESCUBRIMIENTO - TRISTÁN D'MAR


Tendría yo unos diez años. Pasaba las tardes en casa haciendo mis tareas del colegio y, al terminar, salía a  la calle a jugar con mis amigos, todo tranquilo, todo normal. La tarde en que cambiaría mi vida para siempre comenzó con un auto estacionándose a la entrada de casa. Corrí, como era mi costumbre, hacia la puerta para ver quién era. Vi bajar del auto al chino Toño: taxista, viejo amigo de la familia que venía de visita. El auto del chino era un Wolkswagen escarabajo, y siempre que llegaba a casa me dejaba quedarme dentro del auto; esa tarde no fue la excepción, esa tarde mi vida estaba por comenzar.


Dentro del auto hago lo de siempre: muevo el timón de un lado a otro imaginando que estoy en una competencia de fórmula uno. Me pongo de pie para alcanzar el retrovisor y acomodarlo mirando hacia abajo de tal forma que pueda verme en mi rol de Niki Lauda. Antes de verme, el espejo refleja un objeto que está en el asiento posterior de mi bólido. Esa pequeña y colorida caja de plástico que estaba ahí, como ajena a todo, como si acabara de aparecer de la nada, contenía lo que hoy, después de tantos años, puedo asegurar fue el primer gran descubrimiento de mi vida.


Como si tomáramos un objeto extraño mientras caminamos en un planeta extraño, así tomé la caja y saqué el cassette. Lo metí en la cassettera, Niki Lauda estaba ya muy lejos de ahí. Cuando sonó el !clack! que anunciaba que la música, o lo que fuera en ese momento para un niño de diez años, estaba por comenzar, subí el volumen, tiré el asiento para atrás, cerré lo ojos y supe que la realidad es uno de los peores inventos del hombre...








Entonces tocaron la ventanilla del auto. El chino ya se iba, yo escuchaba el casette por tercera vez. ¿Te gusta?, me pregunta el chino. !Claro! contesto yo de inmediato. Quédatelo, me dice, alguien lo dejó olvidado en el asiento trasero.


Hasta ese momento no sabía qué era esa música, ni quienes la cantaban, mucho menos entendía lo que decían las canciones; el nombre que aparecía en el casette me era totalmente indiferente, no me decía nada, no sabía quienes eran, cual era su historia, no sabía nada en absoluto. Lo único que supe aquella tarde, era que a partir de ese momento, mi vida no volvería a ser la misma. 




Tristán D`Mar

lunes, junio 04, 2012

LOS DESCUBRIMIENTOS - INTRODUCCIÓN / INVITACIÓN


Situaciones, momentos, personas, colores, lecturas y una infinidad de hechos que suceden delante de nosotros, pueden significar un cambio de rumbo. Lo mejor de estas cosas es que siempre aparecen cuando menos las esperamos, además de ser duraderas en el tiempo, algunas incluso uno jamás olvida. 


No confundir con el manoseado término de "la primera vez", por que esa, aun no tenga nada de especial, por el simple hecho de ser la primera -en cualquier terreno- si por lo menos no se olvida, es seguro que siempre podrá ser recordada. Esa "primera vez" puede ser un hecho intrascendente, su categoría de primero no lo hace único ni mucho menos especial.


Puede haber sido la primera o la quinta o qué importa, lo cierto es que ese libro, la charla con aquella persona, la escena aquella de un perro siendo atropellado por un camión en tu delante -por poner un ejemplo trágico también- son circunstancias que, más allá de generar ciertas alegrías, o traumas, cambiaron rotundamente tu modo de pensar las cosas, o tu manera de enfrentar los problemas. Aquello sobre lo que puedes decir: después de eso no volví a ser la misma persona.


Hay tantas experiencias similares, y cada una tan particular, como personas nos pongamos a pensar en ello.


En los próximos días, la propuesta es compartir con (pero sobre todo entre) nuestros lectores esas escenas, esas circunstancias que determinaron el cambio de rumbo en nuestro modo de pensar el mundo, para que, observándolas a la luz del tiempo transcurrido, comprobemos la magnitud que este hecho ha tenido realmente sobre nosotros.


Publicaremos los relatos y textos -con toda la libertad de la que puedan ser capaces- que nuestros lectores/as envíen con nombre o seudónimo a la dirección del blog: vozurgente@gmail.com, hasta el día jueves 7 de Junio del presente. A partir de mañana y hasta ese día, las personas que armamos este blog publicaremos nuestras experiencias. El fin de semana publicaremos las de nuestro lectores.


Agradecemos de antemano vuestra participación. Reciban nuestro cordial saludo!


Colectivo Voz Urgente.

                                                                       Descubrir

viernes, junio 01, 2012

POSIBLES ESCENARIOS


Julio Dalton
Analista político


Ante el desarrollo de los hechos que se suceden en el Perú en los últimos días, existen ya algunas aseveraciones sobre las cuales pocos pueden dudar.  La primera es que el presidente Ollanta Humala ha traicionado las esperanzas de muchas de las peruanas y peruanos que optaron por él en las urnas, estableciendo un co gobierno con la derechas tradicional, erigiéndose en defensor de los beneficios que ésta obtiene a costa no solo de la explotación desmedida de los recursos naturales, sino también  del funcionamiento de una maquinaria comunicacional embrutecedora – distractiva que favorece a grandes consorcios empresariales transnacionales.

Existen conflictos como los mineros, que vienen de años atrás y, al no ser solucionados por los gobiernos de turno, -que prefirieron aplazar los problemas para no incomodar a los inversionistas- estallan ahora ante nosotros. Humala responde con lo que más conoce: estado de emergencia. Entonces aquí estamos, siguiendo el camino trazado en la “hoja de ruta” que el gobierno aceptó seguir como parte de su compromiso de no tocar los beneficios que esos pocos obtienen en desmedro de lo muchos. Pero la situación deviene ya insostenible y esto lo demuestra el uso indiscrimando de la fuerza, entramos al medio año y ya hemos tenidos dos estados de emergencia, pérdidas de vidas humanas, detenciones, es decir, un clima de tensión constante ante el cual se abren una serie de situaciones que podrían darse en un mediano plazo.

Por un lado es probable que todos estos conflictos terminen beneficiando a la derecha tradicional que vería en ellos la creación de circunstancias favorables para un golpe de estado tipo Honduras, mediante el cual puedan retomar el poder (poniendo en el gobierno a un títere más confiable y leal a sus intereses) y seguir expoliando el país con total impunidad.  

Otra de las posibilidades es que Ollanta Humala reviente. Reaccione ante la insostenibilidad de su actual discurso y, cansado –pero sobretodo avergonzado- de su papel de defensor de los intereses de la derecha, decida cortar con ellos, situación en la que tendría necesariamente que enfrentarse abiertamente a los medios de comunicación del empresariado (rpp, el comercio, canal N) que son quienes manipulan en gran parte el pensamiento de la población. Entonces Humala se convertiría, para estos medios y para los empresarios, en un dictador.

Queda claro que se esta aguantando a este gabinete hasta Julio y apartir de ahí se vendrán los nuevos cambios y la dirección que ha de tomar el gobierno. La maquinaria embrutecedora de los consorcios televisivos continuará su trabajo de distracción, de circo para las masas. Los conflictos apuntan a agudizarse, el gobierno esta cada vez más cerca de una situación límite. O sucumbir a los caprichos de la derecha cavernaria o rebelarse ante esta y apostar por el pueblo que lo eligió y que, aunque parezca increíble, aún conserva la esperanza.



Foto: Observador Global