viernes, marzo 30, 2012

¿QUÉ ES SER HINCHA DEL MUNI?



Si parafrasearamos al Ché podríamos, sin temor a equivocarnos, decir que un hincha del muni, al igual que un revolucionario, es una persona movida profundamente por un sentimiento de amor.

Me pregunto: un hincha del muni que además esté casado ¿Incurrirá directamente en bigamia? Porsupuesto que sí.

La relación del hincha basurero con su quipo, al igual que en un matrimonio, está basada en la fidelidad y, como toda relación, tiene sus momentos de grandes alegrías e infinitas tristezas, euforias, lágrimas y sobresaltos. Pero el amante de la franja, a diferencia del esposo (el ejemplar porsupuesto) gusta de pervertir la relación por lo menos una vez por semana y, claro, si se puede más, tanto mejor.

Aunque nunca sea él quien decida el lugar y la hora de esos encuentros, es siempre el primero en llegar a la cita; infaltable, trayendo consigo todo lo necesario para la celebración de ese amor que lo mueve, para que esos colores se sientan queridos, para que esa franja roja se vista con el orgullo que merece.

Ese amor, que por pervertido es verdadero, es el estado de magia generado por las voces que se juntan en la cancha; estar en la tribuna alentando al muni es como cantar un cumpleaños feliz a un ser querido durante noventa minutos, pase lo que pase, con velas o sin ellas. Es hacerle saber al muni que su existencia alegra la nuestra.

Encuentro justo declarar la guerra al equipo contrario durante un partido porque es una competencia que se juega en dos terrenos: el gramado, el terreno de la concentración y la tensión, y la tribuna, el terreno de la alegría y el canto, del aliento, de las bengalas y el papel picado, del bombo y las banderas. Es ahí donde el hincha basurero cumple su rol de perversión porque perturba el orden, el estado de las cosas. La tribuna es al hincha del muni como el mar a los peces, como la tierra a los gusanos; la tribuna es el hábitad del hincha basurero y la banda su hogar, aunque pueda vivir fuera de ella, siempre estará añorándola.

Lo demás es cualquier cosa, ya defogue de frustraciones, ya terapia antidepresiva da lo mismo, lo cierto es que al hincha del muni se le reconoce porque después de curado es cuando comienza realmente su enfermedad.


Ronald Vega


La Banda del Basurero