viernes, agosto 02, 2013

LA CONQUISTA DEL MIEDO...





Escribe: Josefina Matta



Por ejemplo del miedo a la censura. A esas voces que como hienas escondidas en la oscuridad, esperan un mínimo asomo de originalidad en el pensamiento y la acción del individuo, para lanzarse sobre él cargadas de epítetos ridiculizantes, en un primer momento, y con rasgos patológicos si la originalidad persiste. 

Evítese la típica imagen de la vieja fisgona anteojuda ruleros en la cabeza y cremas sobre la cara. Las voces a las que aquí nos referimos están dentro de nosotros y son similares a las de mamá abuela profesora monja policía ministra presidenta o, sus pares masculinos.

Viola el qué dirán y te habrás salvado. Para esto tendrás que descubrir que quien te habita no eres tú sino lo que quieren de ti. Y eso, además de difícil, es muy desagradable. 

El miedo es la esencia de la manipulación de masas. Del miedo nacen todas las razones de nuestros actos. Por miedo estudiamos, trabajamos, consumimos, amamos. Es el miedo al rechazo el que sustenta la homogeneidad, el miedo a quedarse solo lo que nos lleva a buscar un compañero o compañera. El miedo al caos lo que nos lleva a aceptar un orden que no elegimos. El miedo al paso del tiempo lo que sustenta toda la industria de la belleza. El miedo a no ser profesional, que lleva cada año a millones y millones de jóvenes a abarrotar las academias pre universitarias y terminar estudiando carreras que jamás les interesaron, pero que les garantizarán menos razones para descubrir la mentira que se esconde tras esa verdad en la que fueron formados. 

El miedo no es cualquier cosa. Nos ha sido implantado desde nuestros primeros días. Sus semillas tienen forma de órdenes indiscutibles y sus frutos de auto represiones.

Cada uno es lo que hay detrás de sus miedos. 



"Cada uno es lo que hay detrás de sus miedos"

No hay comentarios.: