jueves, octubre 03, 2013

CANTO DE AMOR A LA TABLADA DE LURIN - LEONCIO BUENO





Un día de estos llegará Pegaso y no habrá necesidad
de arrastrarse por el suelo
lamiendo las arenas
porque entonces habremos aprendido a volar,
seremos ángeles; … un día de estos llegará el agua
y no habrá necesidad de mendigar “un baldecito por amor de dios”,
porque habrán nacido lagunas y gaviotas
y todo volverá a ser diáfano en La Tablada de Lurín;
retornarán el aura y las violetas
el canto de los arroyuelos y el alboroto de las mariposas
y no porque me ausente algunos días
te iba a abandonar
como si fueras una amante infortunada,
o porque sufres sed y están tristes tus árboles,
me iba a ir en busca de lluvia a las orquídeas.

Hoy, he llegado temprano, cuando aún estaba claro
Y soplaba fresco el viento del sureste.
El sol era templado, pero en los huertos
el césped se ha hecho paja brava de color de incendio.
Parecería que he dejado de amar estos cerros,
estas áreas silvestres donde hace poco vivía un tierno idilio,
escuchando a las cuculíes o, leyendo poemas de Luis La Hoz.

Nada más lejos de mis sentimientos,
aquí estoy, amigos cerros,
aquí estoy amigos polvo y arena, amigas piedras,
flores secas, libros empolvados,
amigos todos,
para darles a beber luz de mis versos, áureas semillas,
como antes,
años de soledad y reflexiones…


23/1/90 - Del libro "Cancionero Informal" (Lima - 1991)





Leoncio Bueno

No hay comentarios.: