lunes, diciembre 09, 2013

BIENVENIDO BEBESHITO EMOSHITO


Terminada la reunión, cuando ya todos habían partido, estando sola en la sala, suena el timbre. En la puerta un muchacho bastante joven, adolescente. Zapatillas verde limón, jean estrecho que terminaba en sus pantorrillas, casaca holgada, gorra en forma de plato con la capucha encima. Tras mirarme breves segundos con ojos lánguidos me dice Vengo de parte del profesor Cachiporra. De inmediato recuerdo el breve diálogo que tuve esa mañana con nuestro colaborador, indicándome que enviaba a un alumno de su colegio que venía con una propuesta para el blog. Es él, me dije y lo invité a pasar.


ENTREVISTA CON BEBESHITO EMOSHITO
Escribe: Josefina Matta.
(Esta entrevista ha sido transcrita respetando íntegramente el lenguaje de nuestro novel colaborador)



¿Qué te lleva a querer ser colaborador de este blog?
Mire ñorita, la firme yo hace tiempo tengo un libro que ta que me loquea desde hace rato, y en mi cole a mis causas no les interesa eso, entonces le dije a un profe pa que me explique y me dijo que era de poesía, que esa vaina nunca la iba a entender. Ta weón este tío me dije, yo tengo que saber que es eso, y me puse a leerlo un tiempo pero no entendía nada, y yo ahí pe, tercazo con el libro, me leía uno de esos antes de dormir pero nada entendía, hasta que un día en el cole se lo enseñé al profe Cachiporra.


¿Y qué hizo?
El pendejo primero se mató de la risa, qué haces tú leyendo esta vaina, me dijo, yo le expliqué pe que era mi libro que lo taba leyendo hace tiempo pero que no entendía nada y le pedí que me explique. Esas son mariconadas me dijo, pero yo le insistí pe porque toy entercao con ese libro y el profe ahí es donde me dice que venga a verla, que usté y unos patas suyos entienden un poco de estas vaina de la poesía.


De su casaca saca el pequeño libro, viejo, amarillo: “Antología de la poesía peruana” Prólogo, selección y notas de Alberto Escobar. Ediciones Nuevo Mundo. Lima 1965.  ¿Y cómo llegó este libro a tus manos?
Una noche que bajamos al centro con pura gente de avance pa meter terror. Todos ya taban en ganancia menos yo, la gente taba ganada con celulares y billetaras y yo toavía nada, taba con roche. Tenía que asegurarme con algo sino me hacían la cagada. Entonces por una calle así medio oscura, vi que caminaba un pata, de mi vuelo nomás, al toque me acerqué por detrás y lo pescuecié Ya perdiste pe chibolo mongol, chorrea la mochila nomás, le dije y ya taba llegando toa la mancha pa bolsiquearlo, en la otra esquina comenzaron a aparecer serenazgos, yo saqué la waracha y me regresé pal barrio. En mi jato saqué todo de la mochila, boté los papeles y cuadernos y me quedé con el libro. Por lo menos la mochila era de marca así que pagaba nomás.


¿Y por qué te llegó a interesar tanto el libro?
A no se pe, por terco creo, pero me gustó cuando leí uno de esos poemas que sí pude entender, uno que me gustó como mierda, y en ese tiempo yo tenía mi pelada positiva pe, así que se lo copié el poema y se lo regalé, puta que le gustó un huevo, y eso me emocionó pe, y ahí es donde me entran las ganas de entender el libro pa seguir jugándole poemitas a mi pelada. Ese que me gustó se lo puse en su muro del feis y se puso contentaza.


Y ahora ¿Qué es lo que quieres?
El profe Cachiporra me dijo que usted y sus patas tienen una página en internet donde publican poemas, quiero que me dejen poner ahí los poemas de mi libro pa dedicárselos a mi pelada que ta asada conmigo por huevadas, y pa compartirlos pe con otra gentita que le guste.


Le entrego en un papel la dirección de correo. Está bien, envía a esta dirección tus poemas con las dedicatorias que quieras poner y en cuanto estén publicados te los mandamos. ¿Cuándo crees que puedas comenzar?
Pal lunes se lo mando ñorita, es que ahora tamos en exámenes finales en el cole y ya el próximo año termino y no quiero repetir porque ya  repetí tercero. Entonces mañana le mando ese poema que me gustó hartísimo y que lo puse en el muro de mi pelada. Gracias ñorita.


Antes de irte, dime, ¿Cómo te llamas?
Soy el Bebeshito Emoshito Maznaki ñorita, prefiero no darle mi nombre, es que tengo roches con una gente y por ahí pierdo si me regalo mucho. Mejor caleta nomás.



Le entrego el libro y se va. Mañana será otro día. 

No hay comentarios.: