lunes, febrero 24, 2014

PARA UNA LECTURA DE VENEZUELA


Escribe: Julio Dalton


NADA justifica muertes ni detenciones arbitrarias. Partimos de lo básico: el respeto por los derechos fundamentales de la persona en cualquier circunstancia.

Eso tampoco nos puede llevar a evaluaciones que a primera vista podrían parecer facilistas, pero que miradas a profundidad revelan su caracter de dirigidas. 

La mayoría de fotos sobre Venezuela que fueron publicadas en redes sociales la semana pasada y que dieron la vuelta al mundo, son fotos trucadas, imágenes tomadas de manifestaciones realizadas los últimos años en diferentes partes del globo. 

Recomiendo remitirse al trabajo realizado al respecto por el señor Pascual Serrano.

¿Por qué trucar las imágenes para intentar magnimizar los hechos ocurridos en Venezuela? No se trata de defender un gobierno sino de defender la voluntad de la mayoría de ciudadanos/as cuando esta está divorciada de los grandes intereses económicos que existen en nuestro países.

Recordemos que no hace mucho hubo un verdadero golpe de estado en Honduras y es más que seguro que muchos de quienes hoy se rasgan las vestiduras contra el "autoritario" gobierno venezolano, ante los repudibales sucesos ocurrido en el país centroamericano, voltearon la vista a otro lado.

En el Perú la hipocresía llega a límites inaceptables. 

No podemos caer en la ortodoxia, en la defensa ultranza de un "proceso" y pensar estalinistamente que  cualqueir crítica al gobierno de Venezuela le hace "el juego" a la derecha internacional que busca desestabilizar al país. Hay un sector en Venezuela que está descontento con lo que el gobierno hace. Eso es claro. También es claro que hay que respetar la libertad que este sector tiene a manifestarse.

El gobierno de Venezuela debe garantizar la libertad de sus ciudadanos -sobretodo de los disidentes- a expresar su pensamiento dentro del marco jurídico existente. Pero, si lo que quiere ese sector es tomar el poder a partir de crear caos, es decir generar un clima de inestabilidad que facilite la caida del actual gobierno (táctica más que conocida en la derecha latinoamericana, recuérdese el caso de Chile), lo mejor será que se preparen para las próximas elecciones, pues, a como estamos ahora solo será en las urnas donde podrán comenzar el cambio que quieren.

Separar la paja del trigo es lo que nos toca. Ir mas alla de la "foto de impacto" (que además puede ser trucada), o de los dogmas ideológicos que pueden llevarnos a cometer errores históricos que no se pueden volver a repetir.

Hoy nos toca jugarnos la carta del discernimiento. 

No hay comentarios.: