domingo, marzo 09, 2014

FUJIMORI Y LA TORTURA


Escribe: Julio Dalton Guevara. 


Existen muchos casos documentados de tortura durante el gobierno de Alberto Fujimori, no en vano el ex dictador purga condena por violaciones a los derechos humanos. Ha quedado claro para el país que la tortura era, durante el gobierno de Fujimori, un práctica sistemática, diríamos mejor, una política de gobierno legitimada desde las altas esferas del poder. 

Pero existe un caso, tal vez el único comprobable, en el que Fujimori participó directamente en el acto de tortura.

12 de Junio de 1993. Radio Programas del Perú RPP. Alrededor de la mesa de transmisión están los periodistas Dennis Vargas Marín (Periodista y ex congresista de la república), Jaime de Altahus (Director y conductor en canal N) y Augusto Álvarez Rodrich (Economista y periodista). El invitado: Alberto Fujimori, un año después del autogolpe. El tema: La pena de muerte.

Argumentando sobre la efectividad de la pena de muerte, Fujimori cuenta lo siguiente: "Eso lo hemos visto en casos de cabecillas, incluso a uno lo llevábamos en Antonov y se le dijo 'prepárate para lanzarte del Antonov', así como yo le dije si sabe tirarse en paracaídas del helicóptero, es decir se murió de miedo (...) y dejó mojadito el avión".    

Luego de decir esto, es probable que el ex dictador haya hecho algún gesto de satisfacción, lo cierto es que los periodistas presentes (de quienes tampoco se espera un gesto similar ante tamaña confesión) simplemente cambiaron de tema.

En su edicióm del 12 de enero del 2006 la revista Caretas publica una carta que le hizo llegar el "cabecilla" a quien Fujimori hace referencia en su confesión radial. Entre otras cosas la carta narra lo siguiente:

"Alrededor de las 7:00 a.m. del día 26 de abril de 1993, se acercaron a mi celda del 2do piso del penal de Yanamayo (Puno: 4.000 msnm) algunos miembros de la policía que me pidieron que bajara al 1er piso porque tenía que conversar con la dirección del penal. 

Al bajar y mientras esperaba la supuesta entrevista, de repente irrumpió un grupo de uniformados con capucha que procedieron a vendarme los ojos y esposarme con las manos atrás. Luego me sacaron del edificio y me llevaron a la Sala del Tribunal que existía en el penal, muy cerca de la puerta de salida. 

En este lugar me pusieron violentamente un traje a rayas y empezaron a 'ablandarme' con golpes al cuerpo y aplicándome con una picana descargas eléctricas sobre mis tetillas, estómago y testículos.

(...)

Después me sacaron de la Sala del Tribunal y al momento de salir por la puerta del penal me quitaron la venda de los ojos. En esos momentos me pude percatar de que a mi lado izquierdo, a algunos metros, se encontraba el señor Alberto Kenya Fujimori Fujimori con otras personas que me miraban burlonamente. Cuando manifesté mi protesta por el trato recibido, el Sr. Fujimori me amenazó: "Ya vas a ver lo que te va a pasar".

Lo que pasó fue lo que contó el mismo Fujimori en RPP un par de meses después. En pleno vuelo ponen al prisionero cerca de la puerta con los ojos vendados y amenzan con tirarlo. 

Sería bueno revisar lo que dice el artículo 321 del código penal acerca de la tortura: "el funcionario público que inflija a otros dolores o sufrimientos graves, sean físicos o mentales, o lo someta a condiciones o métodos que anulen su personalidad o disminuyan su capacidad, aunque no causen dolor, con el fin de obtener de las víctimas una confesión o infamación".  



*Los datos sobre el hecho aquí narrado, aparecieron en la revista Caretas - Enero 2006. El "Cabecilla" al que se hace referencia es Víctor Polay Campos.