martes, septiembre 02, 2014

2


Las cosas que se dan sin planearlas son las mejores. Uno no decide trabajar, es la vida que te pone frente al trabajo y entonces no queda más que actuar, sólo cuando se comprende que es el momento de hacerlo. He sido testigo de cómo durante mucho tiempo la gente aquí buscaba hacer una reunión para darle cuerpo a uno de los proyectos que tenemos. Una reunión con personas involucradas en eso, pero siempre fracasaban. Las personas no tenían tiempo o qué se yo. Hoy en la biblioteca me encontré con una de esas personas, vinimos a la oficina para hablar del proyecto y de pronto apareció otra más. Lo cierto es que el proyecto va tomando cuerpo, hoy se realizó una reunión previa y luego haremos la oficial. Así, de la nada.
Devueltos todos los libros y material de la biblioteca.
¿Qué haríamos sin rutina?
Hoy se retomó la actividad. Cosas por hacer.
Resumen del día: Pablo de Santis, Abuelos, Charly: "yo no quiero ya verte tan triste / yo no quiero saber lo que hiciste / yo no quiero esta pena en mi corazón..."