lunes, agosto 31, 2015

PASO OBLIGADO



Leyendo el prólogo de un libro, encontré una palabra desconocida. La sensación de sorpresa fue inmediata, Nunca terminamos de conocer nuestro idioma. Lo peor estaba por comenzar: no tenía un diccionario a mano.

            Pero tenía el ordenador. Dudé, sabía que no encontraría un diccionario y aún así eché un vistazo a la biblioteca en espera del milagro. Nada. Me resistí por algunos minutos, con algo de imaginación podría hacerme una idea de lo que palabra podría significar, pero eso no sería conocer la palabra nueva.

            Busqué un diccionario en línea. Encontré la palabra, cerré la página y volví a la lectura del prólogo. Me quedé pensando en lo inevitable. Recordé una suerte de slogan que leí hace varios años referido a la tecnología de la información: “El conocimiento en un click”. Recordé lo que me había pasado hacía unos minutos, llegué, sí, llegué a saber el significado de esa palabra -¿Al conocimiento?,- en un click.

            El acceso a la información por internet funciona, pero no creo que lo sea todo. A lo que llegué, fue a dar con un dato que en ese momento necesitaba, nada más. La palabra conocimiento usada en aquel slogan siempre, hoy mucho más, me pareció exagerada. Internet será siempre el puente, jamás el destino.

            Es útil, cómo no, para aclarar dudas, encontrar datos, precisar fechas, incluso para escuchar hablar a gente que partió de este mundo hace ya varios años. Todavía me acuerdo la primera vez que vi una entrevista con Juan Carlos Onetti, era la primera vez que lo veía, físicamente, vivo, y lo escuchaba, hablaba, cobraba forma humana, podía ver sus gestos, maneras, cadencias al hablar, era él y prácticamente había resucitado, pero no era el conocimiento. Para conocer a Onetti hay que leer su obra y punto.

            Y así con todo. No se puede entender como cocnoimiento al simple almacenamiento de datos. Otro recuerdo. Un estudiante de colegio, el primero de la clase, hablando de César Vallejo. Datos, datos y más datos, nació en el año tal en la ciudad tal, se casó con tal, publicó tales y tales libros, murió en el año tal en la ciudad tal. Yo, el profesor. Lo observo, le pregunto: ¿Leíste algunod e sus libros? Responde: No. Pensé: entonces no lo conoces.

            El conocimiento no es cosa fácil y mucho menos se encuentra a un “click” de nosotros. El acceso a la información es solo eso, la posibilidad de tener datos, nada más. El conocimiento nacerá de la reflexión que hagamos de esos datos, que a su vez se mezclará con otras reflexiones que hayamos hecho en otros momentos, es decir con todo ese universo que cada uno tiene en la cabeza.

            Ahora quiero saber el signifcado de otra palabra. Pero para ello esta vez sí que cuento con un diccionario: diccionario manual latino español (Eustaquio Echauri). Busco conocimiento, que claro que no encontraré, pero doy con el sufijo que viene del latin: cônor. Significa: emprender, esforzarse por, tratar de.

            Cimiento es una palabra que todos conocemos.









sábado, agosto 29, 2015

EL MAQUINISTA DE LA GENERAL



No se preocupen por el idioma, es cine mudo! Igual tienen la opcion de subtitularlo, la primera de la parte inferior derecha del video.




viernes, agosto 28, 2015

TIA LAVIGNIA VIVE EN EL INFIERNO


Me dijeron que iríamos a visitar a tía Lavignia, que hacía varios meses vivía en otro país no muy lejos del nuestro. Esa tarde, cuando papá llegó, ya teníamos todo listo. Afuera nos esperaba un auto. Papá y el conductor hablaban en la lengua del país al que íbamos. En el asiento de atrás mamá peina mis cabellos.

- Antes de pasar el control fronterizo, su mujer y su hija tendrán que meterse en la maletera. Usted hágase el dormido y ponga esto en el bolsillo de su camisa.

El conductor entrega algo a papá, una tarjeta que él guarda en el bolsillo de su camisa. Mamá sigue todo con atención. Papá voltea a verla, se miran, luego me miran a mí, que comienzo a quedarme dormida.

El auto se metió por un camino de tierra que había a un costado de la carretera y estacionó cerca de un campo de cultivo. Abrí los ojos y vi que papá bajaba, a mi lado mamá le alcanzaba nuestras maletas por la ventana. Luego salió y me extendió los brazos. En ese momento yo comenzaba a despertar. Ahora vamos a ir aquí las dos juntas, dijo mamá, ¿Por qué?, pregunté. Porque tenemos que ocultarnos de la gente que no quiere que lleguemos a donde tía Lavignia.

Adentro todo estaba oscuro. El auto comenzó a andar. Mamá me abrazaba contra su pecho y me repetía cada cierto tiempo que no había que hacer bulla.

- Documentos... ¿Y este?
- Es mi primo, se ha pasado de copas, aquí están sus papeles.

Cuando escuchamos pasos afuera, mamá hizo un shhh en mi oreja y me abrazó. Luego se encendió el motor del auto y arrancó. Unos minutos después veíamos la cara de papá abriendo la puerta de la maletera. Cuando salimos de ahí nos abrazó.  

Todavía era de día cuando llegamos. ¿Todos ellos van a visitar a tía Lavignia? Había gente de todos lados que hablaban en lenguas distintas. Era un descampado. Un hombre, parado al costado de la puerta abierta de un gran camión, preguntaba el nombre de las personas que hacían fila frente a él, luego revisaba una lista, recibía el dinero y los ayudaba a subir. En la puerta del costado, que estaba cerrada, había una foto de la cabeza de una gran gallina que parecía mirarnos a todos.

Mientras la fila avanzaba, mamá me dijo que no me preocupara, que en un par de horas habríamos llegado. Adentro la gente estaba sentada sobre el piso. Comenzaba a oscurecer y una luz se encendió en la parte de arriba. Cuando todos estuvimos dentro, el hombre que hacía subir a la gente, dijo que en cuestión de horas llegaríamos y que por nada del mundo se le ocurriera a alguien fumar dentro. Luego cerró la puerta, mamá me abrazó y yo pensaba en la mirada de la gran gallina.

Pensando en eso me quedé dormida. Mamá me acariciaba la cabeza y decía que en cuanto despierte estaríamos en casa de tía Lavignia. Las demás personas estaban en silencio, por ratos veía cómo se miraban, sin decirse nada, algunos parecían preocupados, las madres abrazaban a sus hijos, el camión se echó a andar.

Tía Lavignia vive en el infierno, pensé cuando desperté con los gritos. Un hombre tenía a otro tomado del cuello, otro grupo a su alrededor intentaba separarlos, las mujeres comenzaban a gritar y los niños lloraban, ¿Cuánto rato estuve dormida?

El aire estaba caliente y olía feo, mamá me cubría la cara para no oler, un grupo de hombres comenzaron a golpear la puerta intentando abrirla, otros golpeaban en cualquier parte de la gran caja en la que estábamos, gritaban en sus lenguas, golpeaban con todas sus fuerzas, pedían que el camión se detuviera, lo supe cuando escuché a mamá gritar. Lloraba, me abrazaba cada vez con más fuerza. ¿Dónde está tía Lavignia? Mamá no me escuchaba, seguía gritando apretándome cada vez más fuerte hacia ella, papá estaba entre el tumulto de gente que intentaba abrir la puerta, lo vi voltear hacia nosotras, su mirada era de desesperación, siguieron golpeando la puerta un buen rato hasta que la luz se apagó. Hubo un silencio en el que se escuchaba el motor del camión, luego regresaron los gritos con más fuerza, el aire apestaba, ya no pude más y comencé a llorar. No veía nada, solo sentía sobre mi cuerpo los brazos de mamá, que no paraba de gritar. Entonces papá llegó y nos abrazó a las dos como cuando salimos de la maletera del auto, supimos que era él por su voz. Ya falta poco, dijo y nos quedamos un rato así, abrazados y en silencio mientras la gente no deja de gritar y golpear por todos lados.

Mamá comienza a quedarse dormida.  


En memoria de las victimas de trafico de refugiados



Camion abandonado en Austria en cuyo interior se encontraron los cadaveres de 71 personas, entre ellos cuatro menores

jueves, agosto 27, 2015

NOVEDADES DE LA TECNOLOGIA



            Hoy comprendimos para qué servían las etiquetas. Hace algunos años comenzamos a usarlas sin saber exactamente de qué se trataba el asunto. Hoy no solo comprendimos lo de las etiquetas si no que además pudimos hacerlas visibles. Cosa que desde hace ya bastante tiempo intentábamos hacer con desalentadores resultados. Era, como muchas cosas, más fácil de lo que pensaábamos. El asunto es que de pronto salieron entradas de hace varios años que ya no recordábamos y que por aquel tiempo etiquetamos.

            Todo esto tiene que ver con lo del orden. Al hacer visibles las etiquetas, aparecen automáticamente las entradas de hace años, entonces nos encontramos en medio de un trabajo de arqueología de la memoria. El blog como cajón de sastre, caja de pandora, extraño y viejo baúl donde han quedado guardadas cosas de las que ya nos habíamos olvidado. Personajes, momentos, situaciones, ciudades, todo comienza poco a poco a aparecer ante los ojos de quienes trabajamos en esta página y de quienes cada cierto tiempo la visitan.

            Ahí están, las mismas etiquetas de hace unos años, bajo la cabecera del blog, apareciendo desde el fondo de los años para recordarnos que hace tiempo que escribimos aquí. Y esto es el inicio del trabajo. Es la oportunidad de por fin comenzar a ordenar estos ya casi diez años (en Octubre) de vida de Voz Urgente. Son seiscientas entradas en todos estos años. Hubieron largos períodos de silencio, otros de entusiasmo, mucho de literatura y uno que otro período de indignación con las cosas que sucedían al rededor.

            Todo eso comienza a aparecer otra vez y demanda ser ordenado. Nunca pensamos que el trabajo de arqueología de la memoria sobre el que escribimos ayer, haciendo referencia al desorden en el espacio personal, se trasladaría a estas páginas digitales, para recordarnos que también aquí hemos dejado papeles perdidos y objetos por recuperar, que también aquí se agitan las siempre embravecidas aguas del desorden. 


            El re descubirmiento del trabajo con etiquetas, y la posibilidad de ordenar todas las entradas que hemos tenido durante estos diez años, -cosa que haremos en los próximos días- nos obliga a reconocernos en el paso del tiempo, a observar los años pasados, abrir y leer por primera vez el diario personal, que sin saber, estuvimos escribiendo en todo este tiempo. 






miércoles, agosto 26, 2015

NOVEDADES ARQUEOLOGICAS



            Ser desordenado tiene sus ventajas. Varias. Por ejemplo, la alegría de encontrar algo que desde hace meses hemos dado por perdido, y que en su momento incluso hemos llorado con desconsuelo. Ser desordenado abre una gran posibilidad de convertir las cosas en Lázaros: hacerlas resucitar. Y lo mejor es que esa parte nuestra, que había partido con el objeto que creíamos perdido, regresa también con él. Solo alguien desordenado puede vivir esta sensación.

            Las cosas en desorden son piezas de un rompecabezas del pasado, y que en algunos casos pueden jugar un rol importante en el futuro. Encontrar el teléfono anotado hace meses en un pequeño y peregrino papel, que quedó refundido en la página en blanco de un libro sumergido en las siempre agitadas aguas del desorden, puede reconstruir una relación que habíamos dado por perdida.

            Se ordena para desordenar. Y en ese ordenar se reconstruye la memoria. Un objeto, una frase anotada enun papel, un pequeño dato tomado al vuelo, un libro, cada una de esas impensables cosas que aparecen cuando ordenamos nuestro espacio, nos llevan a un trabajo de arqueología de la memoria. Nos pnemos frente al objeto aparecido, con la sorpresa de un arqueólogo ante la primera pieza encontrada en un excavación.


            Solo el desorden puede crear semejante maravilla.



lunes, agosto 24, 2015

COMO ES ARRIBA ES ABAJO...



Terminada la primera parte del campeonato nacional de fútbol, lo que se conoce como torneo apertura, dos cosas me quedan claras. Primera: el fútbol peruano es una mafia. Segunda: ser del muni es de la putamadre.

La cerveza tiene que venderse y el fútbol tiene que ayudar a eso, casi diría que hoy por hoy existe para elevar las ventas. Más que un deporte es una operación de marketing de las grandes empresas. Nada nuevo. De algo se tiene que vivir. No seamos tan inocentes ni tampoco mala leche. Lo que jode es que se llegue a situaciones de mafia en las que los resultados son arreglados de manera vergonzosa en beneficio de los equipos “clave”, todo para que las ventas no decaigan.

Siempre ha sido así, me dirá algun lector avisado y no tendría argumentos para decirle lo contrario. Sí, tiene razón, siempre ha sido así, pero esta vez, y sea por eso que me interesa hablar del tema, le tocó al Municipal.

Como se sabe, dejamos la primera divisón en el 2007 dando inicio a nuestro periplo por las más duras canchas del Perú, llegando a jugar en liga distrital. Y desde ahí, durante los siete años siguientes, acompañado de su fiel hinchada, de la que me honro pertencer, el equipo remontó las dificultades para poco a poco salir del pozo en el que había caído. Hasta el año pasado, que regresamos a nuestro lugar: la primera división.

Siete años después, en nuestro debut en primnera, recibimos cinco goles. Ese día escribí una nota, había que dar la cara, pero sobre todo había que respaldar al equipo. Después de lo vivido en esos siete años, dificilmente podremos amilanarnos por un resultado por más abultado que sea. Lo que vino después, fue lo que estuvimos haciendo en todos estos años lejos de la primera, esfuerzo, esfuerzo y más esfuerzo. Todo esto, junto al trabajo dirigencial, nos lleva a formar un buen equipo. Me acuerdo del partido en el que el arquero y el central se agarraron a golpes en el túnel cuando terminó el primero tiempo, unas fechas después aparecería una linda foto en la que se los ve abrazados celebrando uno de los goles. Así avanzamos, poco a poco, limando nuestras propias asperezas, sin saber que también tendríamos que cuidarnos de lo ásperos que podrían llegar a ser los otros: los mafiosos del fútbol peruano.

Llegamos a liderar la tabla y  abrazar la posibilidad de campeonar en tres fechas ganando todos nuestros partidos. Hasta podíamos permitirnos algún empate. Y la mafia apareció para meterse en la cancha en forma de árbitros que no veían manos en el área cuando eran a favor del “muni” o se las inventaban cuando eran en contra. La academia no solo jugaba contra el rival si no contra la mafia.

Nos robaron el apertura. Lo sabemos, incluso he escuchado a gente que no es del muni decirlo: les robaron el apertura.

La mafía tenía que vender más cervezas y movieron sus fichas para hacer campeonar a los empleados de su empresa. 

Que sirva de lección, no solo jugamos contra un equipo, también lo hacemos contra la mafia del fútbol peruano. !Ganaremos!


¡Echa Muni! – ERES MI ALEGRÍA



sábado, agosto 22, 2015

LA PELI DEL FIN DE SEMANA


RECOMENDAMOS No preocuparse mucho si no se conoce el idioma, porque el fondo de la pelicula esta escrito en lenguaje universal...que disfruten amiguitos/as!





Paolo Pasolini Salo 120 Giornate di Sodoma from Vitruvius Technologos on Vimeo.

viernes, agosto 21, 2015

STREET ART



            EN BRIAN DE PALMA NO HAY QUE CONFIARSE, su especialidad en  Dressed to Kill (Vestida para matar), es poner al espectador en una situación de relajación junto al personaje. Una mujer en la ducha, por ejemplo, mientras ve a su marido afeitarse frente al espejo del baño, al inicio de la película, puede ser, coca-cola mata, incluso una escena erótica que, luego de unos segundos en los que vemos la espuma del jabon recorriendo el cuerpo de la mujer, y cómo esta comienza a excitarse, deviene una escena de terror al aparecer un hombre detrás de la mujer maniatándola sin que el marido, que continua afeitándose tranquilo, se diera cuenta.

            La película apareció en 1980 y es heredera de Psicosis, del buen Alfredito. Nos pone frente a las pulsiones humanas que aparecen en medio del policial clásico. Es curiosa esta película, porque teniendo todos los lugares comunes de este tipo de historias (asesino, detective y víctima que investiga), no llega a ser una película común pero tampoco se aleja del standar. Persecuciones, erotismo, coca-cola mata, sangre, suspenso, el film reúne todas las condiciones para ser uno de esos buenos Thrillers.

            Hacer esa película costó, coca-cola mata, seis millones y medio de dólares. Brian De Palma reconoció que se trata de un homenaje a Psicosis de Alfred Hitchcok.

            Fue rodada en la ciudad de Manhattan. Tres años después de aparecido el film, en esa misma ciudad, más precisamente en el metro, en el mes de setiembre, mientras pintaba un grafitti, Michael Stewart fue descubierto por la policía y brutalmente golpeado. Pasaría trece días en estado de coma antes de morir a causa de los golpes.


            Coca-cola mata. 



La muerte de Michaem Stwart. Basquiat.


jueves, agosto 20, 2015

NUNCA CONFIES EN BRIAN DE PALMA...


          

          PUDE HABER SIDO YO, dijo el artista Jean – Michel Basquiat enterado de la muerte de su amigo Michael Stewart, consecuencia del cariño policial recibido al ser descubierto haciendo un grafitti en el metro de Manhattan.

            El impacto de la noticia llevó al artista afro-americano a realizar un cuadro que tituló “La muerte de Michael Stewart”. Nous sommes une société morte. Stewart, afro-americano, veinticinco años, grafitero. Muerto a causa de una golpiza policial en el metro de Manhattan en 1983.

            Trece días pasó la víctima en estado de coma antes de sufrir un paro cardíaco consecuencia de los golpes recibidos. El cuadro de Basquiat, Nous sommes une société morte, se encuentra actualmente expuesto junto a otros trabajos del artista, en el museo Guggenheim de la ciudad de Bilbao, España.

            Es posible, y recomendable, encontrar imágenes del cuadro buscando por internet; lo que no es posible, o por lo menos no con mucha facilidad, es encontrar información en español sobre la muerte de Michael Stewart.


            Somos una sociedad muerta. 




Brian De Palma


martes, agosto 18, 2015

YA ESTAMOS DE VUELTA...


Sin foto ni retrato, sin velas y sin barco, ni a pedales ni a motor 
sin ganas para robarte el tiempo que tienes delante, ni cuerda ni reloj 
sin cuneta que me aparte, sin billete para el viaje ni dedo pa´l autoestop 
sin sustancias pa otro viaje, sin el traje de combate ni tampoco una 
canción.

Sin nada aquí me vas a ver llegar, sin nada aquí me vas a ver llegar 
sin nada aquí me vas a ver llegar, sin nada.

Con la tarde voy sintiendo tu presencia en todas partes y me ahoga 
la ansiedad 
de saber que soy tragado cada noche por tu aliento aunque me esconda 
detrás. 

Como astillas colgando te llevo clavada en el alma 
y cada herida me recuerda que soy un globo de feria por explotar 

Sean bienvenidos a este circo de lo absurdo que la banda va a empezar a tocar
pasen y tomen asiento pronto que los focos ya se apagan 
y el ambiente se va a helar, se va a helar... 

A tu lado me siento mejor cuando termina la función 
y salimos a buscar cobijo en la madrugada... ¡vaya pasada! 
como voy a escapar de ti si tú eres mi disfraz 
querida soledad no me tapes más con tu sábana. 

Sean bienvenidos a este circo de lo absurdo que la banda va a empezar a tocar 
pasen y tomen asiento pronto que los focos ya se apagan 
y el ambiente se va a helar, se va a helar... 

Sin nada aquí me vas a ver llegar, sin nada aquí me vas a ver llegar 
sin nada aquí me vas a ver llegar, sin nada...