martes, mayo 30, 2017

LONGEVIDAD DE LAS CARTAS



Sabemos, gracias al trabajo del doctor O. Wiese, que la primera carta enviada entre dos seres humanos data de hace más de cuatro mil años y es una carta de amor. Fue escrita sobre una tabla de arcilla encontrada en la ciudad de Sippara, también conocida como Ourouk, una de las más antiguas ciudades caldeas. Está firmada por Gimil-Marduk y la destinataria era su amada Bhibi. En el capítulo tercero de la investigación titulada La Escritura y El Libro, O. Wiese tiene a bien compartir con los lectores el texto integral de tan valioso documento. La cuarta edición alemana de La Escritura y El Libro fue traducida al español por el Dr. Luis Bedoya Saura para la editorial Labor de Barcelona y tiene un error: la numeración de los capítulos se repite: dos capítulos llevan el número dos: uno de ellos el dedicado a las cartas. Siguiendo el índice del libro, este capítulo tendría que ser el número tres. Pero no podemos culpar por este error a Bedoya Saura, cuyo trabajo de traducción fue en su momento reconocido; por lo general este tipo de errores se deben a personajes anónimos que deambulan silenciosos por los pasillos de las editoriales, siempre mirando el reloj como si con la mirada pudieran amedrentar a los minutos para que anden más rápido. En el prólogo de aquella cuarta edición alemana, O. Wiese, siempre traducido por Bedoya Saura, dice: “...de otros capítulos se ha separado todo lo no esencial y se han incluído en ellos algunas noticias de interés, teniendo presentes las últimas investigaciones.” Y precisamente, una de estas últimas investigaciones, llevó a un grupo de estudiosos, entre los cuales se encontraba O. Wiese, al descubrimiento de lo que hasta hoy se considera la primera carta escrita en la historia de la humanidad: la que Gimil-Marduk me escribió hace más de cuatro mil años, y que entregué a O. Wiese a condición que mi amado pueda preservar su empleo en la editorial Labor de Barcelona.     


(C) Tristan de Mar

No hay comentarios.: