domingo, abril 01, 2018

DIARIO DE BRUJA - SILENCIO



Escribe: Josefina Matta




Para escuchar hay que callar. Para escucharse callarse. Silencio. Las palabras crean límites. A veces terminamos haciendo demasiado ruido cuando escuchar se hace necesario. Demasiado ruido no deja ver. El asunto es quedar entonces en silencio. Silencio. Es ahí donde se gestará lo desconocido. Lo hemos decidido así, ha sido el resultado de nuestras discusiones de estos días: quedar en silencio por un tiempo. Eso significa también revisarnos, mirarnos en el tiempo, hurgar en estos doce años para ver lo que encontramos e ir sacándolo a la luz, compartiéndolo. Esa será nuestra forma de hacer silencio. Nada de producción, todo será búsqueda de cosas hechas en estas páginas durante todo este tiempo, arqueología de la página. El blog como un viejo baúl en el que se han ido guardando cosas que nadie ha visto desde hace mucho. Sacarlas así, como se sacan las cosas del baúl, las miras con sorpresa o rechazo, no todo lo que sale de un baúl nos agrada. Pueden encontrarse, por ejemplo, cosas que queríamos olvidar o desaparecer de nuestra vista. El silencio musicaliza nuestro periodo de revisión. Mientras eso seguimos cada uno en nuestras actividades cotidianas, nos callamos porque queremos escuchar las voces que nos hablan. Solo eso. La conciencia de la inutilidad de todas las cosas, comienza a liberarnos de ataduras. Hasta hoy hemos dejado nuestras columnas definidas, esto significa que podremos re tomarlas en cualquier momento. El cuestionario que me ha llegado tiene una sola pregunta: ¿Cree usted en lo que dice? A fuerza de repetirlo puede uno terminar por creerlo, tengo que decirlo para poder creer, no a la inversa. Creo en lo que digo pero tampoco quiero ser esclava de mis palabras. Creo en lo que siento más que en lo que digo, y lo que siento son ganas enormes de quedar en silencio. Las instrucciones han sido dadas y aceptadas, solo queda aplicarlas. 


No hay comentarios.: