martes, septiembre 04, 2018

EL VIAJE DEL INDIO



Hace poco más de un mes salió su nuevo disco, que a juzgar por su estado de salud, podría tal vez ser el último. Eso no lo quiere nadie. Hace un par de años, en uno de sus multitudinarios conciertos, anunció que padecía un mal degenerativo y desde ahí comenzaron las especulaciones sobre su estado de salud. Alguna vez dijo que su voz era como el frenar de las llantas de un auto. Lo cierto es que tiene una voz difícil de olvidar. En este nuevo disco Carlos Alberto “El Indio” Solari parece acariciar el fin. Lo conocimos con Los Redondos y lo seguimos hasta ahora. “El ruiseñor, el amor y la muerte”, se llama su reciente trabajo, en el que se encuentran pasajes sugerentes como: “ya están aquí los vi / fantasmas de juventud / llegan para depedirse de mí”. Este es un disco, podríamos decirlo, oscuro y tal vez triste, en cuestión de letras, pero, musicalmente “El Indio” sigue siendo el mismo de siempre: rock and roll del bueno, guitarrero y rebelde. “...tu cuerpo falso se ve mal / como casi todo hoy...” Y al mismo tiempo hermético “...soñaste con mucamos filipinos / muerto coqueto ¡ay! Bang bang bang...” Resalta entre las demás una canción dedicada a Albert Hoffman, el descubridor del LSD, titulada “El tío Alberto en el día de la bicicleta”, en homenaje al “viaje” hecho por el científico desde el laboratorio hasta su casa, el día en que por casualidad tuvo su primer contacto con la sustancia: “...bravo por el tío, por el tío Alberto / si ves en el fondo vos ves el fondo gracias a él...” El ruiseñor, el amor y la muerte es otro viaje de la mano del “Indio” que, a pesar de todo, y ese todo incluye la tan esperada como imposible reunión de Los redondos, con este disco demuestra el buen estado musical en el que se encuentra ahora. El disco fue puesto al alcance de todos (colgado en internet) a finales del mes de Julio y hasta hoy ha superado ya las cien mil visitas.

Ronald Vega - Pezo