jueves, junio 06, 2019

EL CASO REINHARDT: EXPEDICION - FRAGMENTO DE DIARIO




9

A MEDIO DIA nos encontrábamos en el estudio discutiendo el presupuesto, a cuyo límite nos acercábamos peligrosamente, cuando sonó la puerta. Señor, abajo hay un hombre que pregunta por usted. ¿Qué quiere? No lo sé, pero dice que es urgente. Abandono la discusión y bajo. El hombre frente a mí se presenta como Reinhardt, dice ser pintor y viene a venderme unos cuadros. De haberse tratado de un vendedor de vinos o enciclopedias sin dudas lo hubiese largado, pero tratándose de un artista lo hice pasar al salón, así me despejo un poco la cabeza, pensé. 

Los cuadros que me muestra son paisajes de ciudad: plazas, mercados, estaciones de tren y comercios varios. Le pregunto si tiene paisajes naturales y de inmediato saca de su bolso unas acuarelas en las que aparecen montañas, acantilados, ríos y desiertos. Espere un momento le digo y voy a la cocina por un trago, el de la reflexión. Al volver, ya con la idea en la cabeza, le pregunto dónde tiene su taller y cómo llegó hasta aquí. Me dice que lleva una semana en la ciudad pintando en una habitación en el hotel Central donde también vive. Su respuesta me entusiasma y pregunto si tiene familia o compromisos que cumplir. No, responde tranquilo, vivo solo, viajo y pinto. Le pido una vez más que me espere y de regreso al estudio hago escala en la cocina por otro trago, el de la decisión. 

Detengo la discusión, que ha continuado durante mi ausencia, y propongo quitar al fotógrafo del presupuesto. ¿Quién entonces hará el registro? pregunta Lebri de inmediato. Un pintor, respondo entusiasmado, ahora mismo está en el salón.

¿Si señor? Haga subir al hombre que está en el salón, antes dígale que no se preocupe, que todos sus cuadros serán comprados.  


* EL CASO REINHARDT es una creación original del colectivo VOZ URGENTE para este blog, que se publicará entre el lunes 3 y el viernes 7 de junio de 2019. Se permite la reproducción del texto citando la fuente.